Virgen "llora sangre" en Zapopan

El dueño de la imagen de la virgen de Fátima señala que esta inexplicable situación se debe a que la humanidad la está lastimando.
Sólo algunos privilegiados han sido testigos de esta manifestación.
Sólo algunos privilegiados han sido testigos de esta manifestación. (Especial)

Guadalajara

"Como una manifestación divina", así lo expresó Julio César Zepeda Díaz, el propietario de la imagen de la virgen de Fátima, la cual, desde hace 4 meses comenzó a expulsar un líquido rojo.

Su rostro está cubierto de lágrimas que inexplicablemente brotan de los ojos de la divina figura, el dueño de esta virgen no quiere que la iglesia se la lleve ya que dice que no investigan y sólo abandonan las imágenes que en otras ocasiones han presentado a lo que él denomina "milagros".

Está dispuesto a que se lleven las muestras que él por su cuenta mandó analizar. Según Zepeda Díaz, el resultado es un tipo de sangre de un nonato. Esta inexplicable situación, relata, es porque la humanidad está lastimando a la virgen, por lo cual, quiere que cambiemos nuestro rumbo de destrucción.

El olor a rosas es imponente, es un aroma que se queda impregnado en la piel de quien visita esta ilustración que se encuentra en un departamento de Zapopan, en la colonia La Palmita.

Sólo algunos privilegiados han sido testigos de esta manifestación, el dueño de la imagen prefiere mantener el fenómeno en unos cuantos, se siente feliz de que haya sido escogido por la santa madre para expresar esta demostración divina en su hogar, insiste que la virgen quiere decirnos algo, llamando la atención con sus lágrimas ella muestra el dolor que le estamos causando, puntualizó.

En Jalisco se han presentado otras imágenes que según sus dueños han sido milagros, ninguna autoridad eclesiástica se ha pronunciado a favor de que así sean.

Por lo pronto Julio César tendrá la visita de los devotos que quieran comprobar con sus propios ojos las lágrimas de Fátima.