Médicos se oponen a tipificar la violencia obstétrica como delito

Defensoras de derechos humanos apoyan iniciativa de ley para frenar maltratos a mujeres durante el parto.
Gracias al programa Bebés sin SIDA mujeres han logrado evitar el contagio madre-hijo.
25 por ciento de las recomendaciones en el área de salud emitidas por la CEDHJ acreditan violaciones a derechos humanos en atención obstétrica (Milenio Digital)

Guadalajara

Médicos manifestaron hoy su oposición a que se tipifique la violencia obstétrica como un delito en Jalisco. Durante el foro que sobre el tema se llevó a cabo en el Congreso del Estado, señalaron que esta propuesta “criminaliza” al gremio y es denigrante.

La Comisión Estatal de Arbitraje Médico en Jalisco, el Colegio de Gineco-Obstetras del Estado y otros representantes de este gremio, se pronunciaron en contra de incluir el mismo término ‘violencia obstétrica’ en la legislación local, tanto como del proyecto que sancionaría -con pena desde seis meses hasta tres años de prisión-, al profesional de la salud que incurra en maltratos físicos o verbales a la mujer en trabajo de parto.

“Es un concepto erróneo, partiendo  de un contexto social que busca sustento en una cultura de la paz y la no violencia, resultando por demás de alto riesgo para la mejor relación médico-paciente”, sostuvo el comisionado de Arbitraje Médico, Salvador Chávez Ramírez.

De igual forma, Sergio Fajardo Dueñas, médico del Hospital Civil de Guadalajara -quien dijo acudir al foro en representación de la Federación de Ginecobstetras de México que agremia a 76 agrupaciones- consideró que el término de violencia obstétrica “es estigmatizante, es discriminatorio, es agresivo, es denigrante para nuestra profesión”.

El especialista dijo que conjuntamente con la Secretaría de Salud federal emitirán un pronunciamiento sobre el tema.

Del lado contrario, organizaciones defensoras de derechos humanos de las mujeres como Gire AC, apoyaron la propuesta de ley que, aseguran, no busca ‘criminalizar’ a los médicos sino frenar los maltratos que sufren las usuarias en las unidades médicas durante la atención de su parto. Alma Beltrán citó que en estados como Veracruz, donde ya está tipificada la violencia obstétrica como delito, no hay nadie en la cárcel.

A su vez, la diputada Fabiola Loya, autora de una de las dos iniciativas que se han presentado en esta legislatura para tipificar la violencia obstétrica y quien convocó al foro, explicó que su propuesta busca evitar el trato deshumanizado a la mujer embarazada y la tendencia a resolver los procesos reproductivos naturales como una enfermedad.

“No estoy tratando con mi iniciativa de criminalizarlos, estamos tratando de generar una cultura de la no violencia, de trabajar mano a mano”, sostuvo.

El presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ), Felipe Álvarez Cibrián, apuntó que los casos de violencia obstétrica, entendido como un mal acto médico en contra de una mujer o su producto, pueden existir “pero yo considero que eso ya está resuelto en la legislación penal” por lo cual propuso centrar el debate en la “responsabilidad obstétrica”, que es multifactorial y ya ha sido analizado por el organismo.

De hecho, 25 por ciento de las recomendaciones en el área de salud emitidas por la CEDHJ acreditan violaciones a derechos humanos en atención obstétrica, la mayoría derivaron en muerte del producto o el recién nacido.