Asociación funciona de refugio para mujeres violentadas

A las mamás que no han terminado sus estudios o quieren estudiar una carrera técnica o la preparatoria, se les canaliza a los distintos institutos educativos.

Ciudad Valles

La violencia familiar encabeza la lista de delitos más frecuentes no solo en Ciudad Valles, sino en toda la zona Huasteca Potosina y desafortunadamente muchas veces las víctimas quedan desamparadas cuando se salen de casa para evitar más agresiones y no tienen a dónde ir.

La Asociación Civil "Formación y Protección de la Mujer y el Menor" en Ciudad Valles funciona como albergue para ellas, ante la falta de un lugar especial donde puedan resguardarse. Raquel León Almanza, representante legal de la organización, refiere que ya es imposible atender a todas las mujeres que llegan con sus hijos en busca de un techo y comida pues ante la disminución de los apoyos que reciben de la iniciativa privada, el apoyo ha tenido que limitarse.

Cabe mencionar que en diez albergues actualmente se hospedan alrededor de 150 mujeres y sus hijos adolescentes o niños.

"Nos hemos visto menguados en apoyos, es decir que tratamos de atender a igual número de personas con el mismo número de recursos pero no se puede. Lo que he notado como representante legal es que los ingresos de muchos de los que nos apoyan han bajado, por ejemplo dulcerías, pollería, fruterías y comerciantes en general porque los donativos que recibimos son principalmente de comercios locales, gente de la misma región que se han visto mermados en ganancias y dejan de apoyar o reducen el apoyo", señaló León Almanza.

Mencionó que además de cobijo y alimento, se les apoya en el rubro jurídico y hasta educativo, pues a las mamás que no han terminado sus estudios o quieren estudiar una carrera técnica o la preparatoria, se les canaliza a los distintos institutos educativos, mientras que a otras se les envía al Servicio Nacional de Empleo ya sea para encontrar trabajo o para que soliciten un proyecto productivo con el que puedan emprender un negocio solas y ya no depender de su pareja, pero sobre todo, romper el cíclo de violencia.

Cabe señalar que en el estado sólo existe un albergue proporcionado por la asociación Otra Oportunidad y se encuentra en la capital.