Niño fracturado en escuela por golpiza de compañero

Un menor de escuela Benito Juárez en Valles fue víctima de la violencia por parte de su compañero y de la omisión de su profesora y directora, aunado a la negligencia por parte del IMSS.

Ciudad Valles

Un niño de primaria resultó con una seria lesión en la cadera después de haber sido agredido por un compañero de la escuela y además de la omisión de la dirección y maestra, hubo negligencia del IMSS porque el menor fue revisado y el médico le dijo que no tenía nada.

La agresión sucedió hace más de un mes, en la escuela primaria Benito Juárez ubicada en la colonia del mismo nombre de esta ciudad y el menor de diez años de nombre Pedro Alejandro relató que un compañero del salón que siempre lo molestaba ese día lo tiró al piso y lo tundió a patadas, esto en el patio del plantel. Del dolor no se podía levantar y así lo encontró su mamá, María Elena Alvizu Vázquez, tirado en el suelo, luego de que le fueron a avisar hasta su casa.

"Vieron que estaba tirado llorando del dolor y no lo ayudaron, le pedían que se parara y no hablaron a la Cruz Roja, debieron haberlo atendido", mencionó la señora.

"La directora me decía que si me podía parar, me gritó que me levantara pero me dolía muy feo y no podía", relató el menor.

Su maestra Ester Fernández y una docente de apoyo identificada como Telma Karina ya sabían que ese niño molestaba no solo a Alejandro si no a otros compañeros, pero nunca hicieron caso, solo le hicieron tres reportes por mala conducta.

Doña Elena se dio cuenta después que el menor se dolía de la espalda y que no podía caminar bien, por lo que lo llevó al Seguro Social donde le hicieron una radiografía en la pierna, pero le dijeron que no tenía nada.

Fue hasta esta semana que lo llevó a un médico particular que luego de revisarlo le dijeron que tenía fractura de cadera y un tumor que se le está formando a raíz de esa lesión.

"No sabemos si fue a raíz del golpe o si ya lo tenía el niño pero tiene más de un mes que no va a escuela porque no puede caminar bien", aseveró.

Apoyado en unas muletas, Alejandro camina de forma lenta y el doctor le dijo que debe ser operado cuanto antes, que le costará a su familia alrededor de 40 mil pesos.

Hasta este día no se había decidido a poner la denuncia en la Comisión Estatal de Derechos Humanos ni ante las autoridades educativas, pero al saber de la gravedad del asunto, así lo hará.