REPORTAJE | POR MILENIO DIGITAL

El infierno en casa: hombre viola a sus hijas y nietas

Los Mascorro narran su pesadilla, el padre abusó de sus hijas y nietas, además descubren que era un pedófilo.

Luis Martín Hernández Mascorro es señalado de abusar sexualmente de sus hijas y nietas, sin embargo, su caso podría quedar impune debido a su cercanía con el PRI. 

Torreón, Coahuila

Luis Martín Hernández Mascorro es señalado de abusar sexualmente de sus hijas y nietas, sin embargo, su caso podría quedar impune debido a su cercanía con el PRI y con la administración municipal de Lerdo, dijo el representante legal de las víctimas Ricardo Córdova.

"La persona que denuncian tiene varias averiguaciones previas por violación y abuso sexual, se trata del presunto responsable Luis Martín Hernández Mascorro de 53 años, quien es el padre biológico y abuelo de las víctimas que denuncian violaciones sexuales".

"El juez penal Julio Alejandro Silva Jiménez, es el encargado de llevar el caso, que citó a comparecer a la menor, para determinar qué rumbo tomará el caso dentro del nuevo proceso legal acusatorio penal".

El abogado refiere que representa legalmente a cuatro familiares, sin embargo, existe una vecina que ya denunció formalmente al hombre por violación.

"El caso me llega como violencia intrafamiliar, la señora Rosa, esposa del imputado, siempre sufrió violencia sexual, física y psicológica. Luego de 33 años de casados decide interponer una denuncia en la Vicefiscalía región Laguna".

El abogado dijo que el caso se destapa cuando envían a Rosa y a su familia a terapia psicológica; fue ahí donde salió a relucir la pesadilla que vivieron sus hijas y nietos.

"Hablamos de violaciones, pornografía, el señor tiene varias denuncias, actualmente enfrenta un proceso por violar a su nieta, una menor de cinco años, hija de una de sus propias hijas".


Las investigaciones arrojan que el presunto reponsable tenía un cuarto aislado donde llevaba a cabo las violaciones.

El abogado explicó que la familia Mascorro tiene una tienda, por lo que era común ver a muchos niños entrar al establecimiento o que convivieran con el acusado.

Dijo que agentes de la DEI, en septiembre de 2016, descubrieron que dentro del cuarto, que tenía muchos candados y cerrojos, el acusado tenía cámaras y hacía videos pornográficos con menores de edad.

Se encontraron videos donde el hombre tenía relaciones sexuales con una vecina que en ese momento tenía 14 años; además de material audiovisual donde aparecían más niños y menores de edad, algunos con uniformes del Colegio de Bachilleres de Lerdo, teniendo relaciones con el acusado. 

"La forma de enganchar a los menores de edad, era a través de ofrecerles dinero, comida o dulces. Una vez que se ganaba su confianza les pedía o los obligaba a tener relaciones sexuales con él".

El abogado advirtió que el caso se ha entorpecido desde que la hermana del implicado, Magdalena Mascorro, quien es lideresa del PRI en Lerdo y su hija, Yanet Soraida Trejo, llavaron patrullas, en cuatro ocasiones, al domicilio de las demandantes.

Estas acciones son fuera de la ley, ya que no hay órdenes de por medio o algo legal que explique por qué elementos de la Policía y Sedena han allanado su casa.

De todo lo anterior también se han presentado las denuncias pertinentes.

El representante legal de la familia señaló que el implicado tiene dos denuncias por abuso sexual, una presentada por un miembro de la familia y otra por una vecina. 

"El juez penal Julio Alejandro Silva Jiménez es el encargado de llevar el caso, que citó a comparecer a la menor, para determinar qué rumbo tomará el caso dentro del nuevo proceso legal acusatorio penal. Lo que pedimos es justicia, que el poder judicial sea autónomo y no obedezca a ningún partido político o funcionario público en turno", señaló el abogado.

Ecos del caso

Claudia de 23 años hija del imputado

"Él me violó desde que tenía seis años; me amenazaba con cuchillos, que si decía algo mataría a mi mamá, mi hermana y mi bebé".

"Decidí denunciar cuando supe que había violado a mi sobrina, a su propia nieta. Me armé de valor para impedir que siguiera pasando este infierno con más inocentes. No quería que nadie pasara por lo que yo pasé: estar despierta y no sentirte viva. Vivo con miedo, a veces pienso que es mejor morir a estar viva".

Bibiana de 35 años hija del imputado

"Hablamos de violaciones, pornografía, el señor tiene varias denuncias, actualmente enfrenta un proceso por violar a su nieta, una menor de 5 años, hija de una de sus propias hijas".

"Yo trabajaba, su abuelo recogía a la niña en la escuela. De un tiempo para acá, noté rara a mi hija, no quería ir más a la casa de los abuelos".

"Me decidí llevarla a la psicóloga, fue ahí donde me enteré lo que pasó, en aquel entonces tenía cuatro años, actualmente tiene cinco años. Ya no veo a mi padre como tal, hay mucho enojo de parte mía y de mi esposo, la niña cambió radicalmente su comportamiento. Exijo justicia, que esta persona pague por lo que hizo".

Rosa, esposa del imputado

"Viví 33 años a lado de mi esposo, nunca vi nada raro en él. Es una persona muy explosiva, se enoja de la nada, enfrenté maltrato psicológico y físico de su parte".

"Nunca pensé que hiciera todo lo que ahora sabemos, mi hija era muy rebelde no entendía porqué, incluso llegó a cortarse, lo único que decía era que no quería vivir y soltaba el llanto".

"El conocer todo lo que sucedía nos ha dejado muy dañados como familia, exijo justicia con mi hija y nietos".


JFR