Niega abuso a migrante

El jefe policiaco de Ramos Arizpe, Amán Avilés, aseguró que el hondureño quien sufrió la aparente violación, padecía de hemorroides, lo que generó su lesión.
El director de la clínica negó que la atención por parte del personal sea mala y deficiente, ya que hasta el momento no tiene ninguna queja al respecto.
Se dio a conocer que el hondureño fue llevado al Hospital General de Saltillo para su atención médica. (Milenio Digital)
El comandante Avilés alegó que el migrante sufría de hemorroides. (Ana Núñez)

Saltillo, Coahuila

El director de la Policía Municipal en Ramos Arizpe, capitán Amán Avilés, negó que elementos de su corporación cometieran el delito de violación utilizando un fusil, en contra del hondureño, Tulio Edgardo Morales, supuestamente ocurrido la semana pasada.

Aseguró que dentro de la corporación existe un claro reglamento que obliga a los policías a respetar los derechos humanos de los detenidos, sin embargo, aseguró que si se requiere realizar una investigación sobre el tema, existe apertura para que se lleve a cabo y castigar a los culpables en caso de encontrar responsabilidades.

Explicó el titular de la corporación que los hechos ocurrieron el pasado jueves por la noche, cuando el migrante de 42 años de edad, fue llevado a las instalaciones de la Policía Municipal por una falta administrativa en el ejido Paredón, donde aparentemente se encontraba en estado de ebriedad.

El hondureño fue revisado por los paramédicos al quejarse de un fuerte dolor en el recto, tras lo que detectaron una hemorragia.

Detalló el capitán que una vez que llegaron a las instalaciones de la comandancia, paramédicos revisaron a Tulio Edgardo y expidieron el certificado médico, que constataba que el detenido ingresaba a la celda sin lesiones aparentes.

Fue tiempo después cuando el migrante se quejaba de un dolor en el recto, por lo que de nueva cuenta fue revisado por los paramédicos, quienes se percataron que sufría una hemorragia, por lo que fue trasladado al Hospital General de Saltillo cerca de las 03:00 horas del viernes.

Amán Avilés fue avisado del hecho y se dirigió a la clínica, donde acompaño al migrante en este proceso, quien le dijo que los policías no habían tenido responsabilidad en el hecho, sino que él padecía de hemorroides, lo que originó el sangrado.

Por último, el jefe policiaco insistió en que ese mismo día, cerca de las 16:00 horas, fue a buscar a Tulio Edgardo al hospital, pero al llegar se le informó que ya había sido dado de alta al encontrarse en buen estado, por lo que pidió continuar su camino.

Posada Belen reprueba hecho

Tras el supuesto abuso sexual que sufrió Tulio Edgardo, la Casa del Migrante aseguró que las agresiones por parte de las corporaciones policiacas hacia los migrantes son cada vez más constantes.

De manera enérgica reprobó los hechos, los cuales calificó como denigrantes y posibles, ya que por más supuestas capacitaciones que se les brinda a las corporaciones, las agresiones continúan presentándose.

Al respecto, Alberto Xicoténcatl, director del albergue, admitió que será difícil dar con el responsable, ya que no existe una denuncia formal por parte de la víctima, sin embargo, pidió a los policías que conocieron de este delito, acudan a denunciar a los responsables y así se le dé seguimiento al caso.