Vinculan a proceso a hombre por secuestro

Miguel Ángel Cervantes Alfaro es acusado por los delitos de privación ilegal de la libertad, agrupación delictuosa, lesiones calificadas y daño en propiedad ajena en contra de dos personas.

San Pedro Garza García

El magistrado de la Segunda Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia, Francisco Mendoza, ordenó el 28 de noviembre pasado la vinculación a proceso del estudiante de posgrado de una universidad privada, Miguel Ángel Cervantes Alfaro, por los delitos de privación ilegal de la libertad, agrupación delictuosa, lesiones calificadas y daño en propiedad ajena.

El imputado fue acusado por dos víctimas: René Alejandro Garza García, abogado y empresario sampetrino, y también alumno de posgrado de la misma universidad, y Joaquín Juárez, un acompañante de éste último.

Cervantes Alfaro también es estudiante de posgrado de la especialidad de Juicios Orales, con matrícula 154425, y la audiencia está programada para este martes 6 de diciembre a las 18:00, en la sexta sala de audiencias en los juzgados penales del Topo Chico.

La juez penal, Irma Morales, lleva este caso con expediente 3065/2016 y deberá de resolver las medidas cautelares a aplicar en contra del imputado.

Según el Artículo 167 del nuevo Código Nacional de Procedimientos Penales, la medida preventiva de oficio debe de ser la prisión preventiva o el resguardo domiciliario, con el fin de que el inculpado no se sustraiga de la acción de la justicia.

Esto toda vez que se trata de delitos graves como el secuestro y la agrupación delictuosa, además existen claras evidencias del uso de “armas largas” con las cuales se produjeron las lesiones que se le imputan.

Las víctimas presentaron múltiples lesiones de las cuales se destacan la fractura en los rostros del órbito cigomático y de maxilar de ambas personas, causadas por los golpes contundentes que recibieron presuntamente por parte de Miguel y varios de sus acompañantes con las culatas de armas largas, según el testimonio de las víctimas.

Los acusadores fueron sometidos a cirugías en el Hospital Zambrano Hellion y en el Hospital San José, respectivamente, por lo que en dichas operaciones a ambos lesionados les colocaron placas de titanio para la reconstrucción de los huesos del rostro.

Los hechos ocurrieron el 3 de mayo pasado, en el centro de San Pedro Garza García.

Ahí, Miguel Cervantes ubicó a las víctimas, quienes viajaban en un auto Audi-A5, y arribó en un vehículo Focus, cerrando el paso de éstos, según el testimonio.

Miguel Ángel Cervantes descendió de ese auto junto con otros tres acompañantes, todos ellos bajo el uso armas largas, donde bajaron a René Garza de su vehículo golpeándolo en el rostro y las costillas con las culatas de las armas de fuego, posteriormente lo forcejearon para intentar subirlo a la cajuela del auto Focus, sin embargo, la víctima logró zafarse de sus captores y escapar a tiempo.