En riesgo de perderse la inversión de la Villa Panamericana

El abogado de grupo Corey asegura que se trata de un patrimonio de la sociedad ante los recursos que en el proyecto aplicaron dos instituciones públicas. El abandono empieza a afectar el inmueble. 
Corey recibió más de mil millones de pesos para la construcción del complejo panamericano.
El abandono empieza a afectar el inmueble. (Carlos Zepeda)

Guadalajara

Es incierto el futuro jurídico de la Villa Panamericana, dijo Víctor Manuel Peña Briseño abogado de Grupo Corey, ente constructor del inmueble en la zona de El Bajío del Arenal, en Zapopan; "apelamos al compromiso del Gobernador de Jalisco de resolver de manera definitiva el tema de la Villa Panamericana. La parálisis en la que se encuentra lesiona el Estado de Derecho, envía un mensaje de incertidumbre para las inversiones en Jalisco y afecta la credibilidad del gobierno y las instituciones públicas", advirtió en conferencia de prensa.

El representante hizo un recuento del caso: "para dar seguridad jurídica a las inversiones realizadas en la Villa Panamericana por el Instituto Jalisciense de la Vivienda (Antes Inmobiliaria y Promotora de Vivienda de Interés Público del Estado de Jalisco), por 690 millones de pesos y por el Instituto de Pensiones del Estado para adquirir vivienda por un monto de 340 millones de pesos, el 12 de diciembre de 2012 se constituyó un Fideicomiso en el cual, funge como Fiduciaria Banamex. En dicho Fideicomiso también quedó garantizado el pago de los adeudos en favor de Creaciones del Bajío, SA. de CV, antes Corey Integra, SA. de CV) por el proyecto arquitectónico, proyecto ejecutivo y la gerencia de construcción, urbanización y administración del proyecto y de Inmobiliaria Cornejo Barragán, SA de CV quien aportó los terrenos en donde fue construida dicha Villa. A ambas empresas se les garantizó el pago por 355 millones 224,938 pesos".

Los fines del Fideicomiso, "además de garantizar los pagos antes referidos, fueron el garantizar la conservación, el cuidado, la vigilancia y la administración de la Villa Panamericana, en tanto serían vendidas todas las unidades construidas y con el producto de las ventas, todas las partes involucradas recibirían su pago por las inversiones realizadas".

Sin embargo, "de manera sorpresiva y sin fundamento alguno, mediante escrito de fecha 1 de agosto de 2014, el ingeniero Octavio Domingo González Padilla, director general del Instituto Jalisciense de la Vivienda, ordenó a Banamex el congelamiento de los fondos líquidos del Fideicomiso por lo que ya no fue posible obtener los recursos económicos necesarios para la conservación, el cuidado, la vigilancia y la administración de la Villa Panamericana [...] ante nuestra denuncia pública hecha el 04 de noviembre de 2014 a los diversos medios de comunicación alertando de los peligros derivados del abandono en que quedaría la Villa Panamericana por esta falta de recursos, el Gobierno del Estado en voz del señor Roberto López Lara, Secretario General de Gobierno, comunicó a la sociedad y los medios que de ninguna manera la Villa quedaría en el desamparo tomando en consideración la gran cantidad de recursos públicos en ella invertidos". 

No obstante, "hasta el momento la Villa Panamericana continúa en el abandono. No se liquidaron los adeudos por energía eléctrica correspondiente a los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2014, por lo que fue cortado el suministro por parte de Comisión Federal de Electricidad, con lo que dejaron de funcionar los irrigadores, bombas de agua, planta de tratamiento y alumbrado. Se han deteriorado las fuentes de agua, los depósitos de agua y ha crecido la maleza que al secarse representa un serio peligro en caso de incendio del área en que se encuentra ubicada la Villa. Ante la falta de riego de las áreas verdes de la Villa, éstas ya no representan un obstáculo para la propagación de fuego que pueda iniciarse en el Bosque de la Primavera o como sucedió la semana pasada, en el propio Bajío", explicó.

A esto se agrega que "continúan vigentes las suspensiones para otorgar certificados de habitabilidad y para que puedan ser vendidas las unidades habitacionales. El Tribunal de lo Administrativo del Estado nada ha resuelto sobre el particular no obstante de haber transcurrido más de tres años desde el inicio de estos procedimientos".

De este modo, "ante la imposibilidad jurídica de llevar a cabo los fines del Fideicomiso, la empresa Inmobiliaria Cornejo Barragán, S.A. de C.V., demandó ante los Tribunales su extinción a fin de obtener en devolución sus terrenos, lo que dejaría en el desamparo jurídico las inversiones privadas y del Estado mencionadas", dijo el abogado.

"Lo inconcebible es que al comparecer al juicio radicado bajo el expediente 3133/2014 del Juzgado Cuarto Mercantil de esta ciudad, el Director General del Instituto Jalisciense de la Vivienda no trató de sostener la vigencia del Fideicomiso en cuestión, sino que, por el contrario, está demandado la nulidad del contrato de Fideicomiso por supuestas violaciones de tipo administrativo que son imputables a este Organismo Público pero que, de proceder su demanda, traerá como consecuencia inevitable el que se deje sin efecto jurídico dicho Fideicomiso, Inmobiliaria Cornejo Barragán, S.A. de C.V.,  recuperará sus tierras que llevan adheridas la construcción de la Villa y tanto Instituto Jalisciense de la Vivienda, Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco y Creaciones del Bajío, S.A. de C.V. quedarán como simples acreedores sin la  garantía de pago que hoy les ofrece el Fideicomiso".

Dicha actuación "contradice las afirmaciones del ya mencionado Secretario General de Gobierno y sólo reafirman el desinterés del Estado en atender esta problemática y resolverla en los mejores términos en bien del erario y de un patrimonio que es de todos los jaliscienses", aseguró.