Denigrante para la mujer alquiler de vientres: Obispo

La diócesis de Piedras Negras rechaza la iniciativa de ley en Coahuila. Destaca que lejos de dar libertad y promoción, la somete a voluntades de terceros e intereses económicos y políticos.
La diócesis de Piedras Negras ve denigrante en mujeres los embarazos subrogados.
La diócesis de Piedras Negras ve denigrante en mujeres los embarazos subrogados. (Miguel Ángel González Jiménez/Archivo.)

Piedras Negras, Coahuila

La diócesis de Piedras Negras rechaza la iniciativa de ley en Coahuila sobre vientres subrogados, destacando que lejos de dar libertad y promoción a la mujer, la somete a voluntades de terceros e intereses económicos y políticos.

En rueda de prensa, el obispo Alonso Garza Treviño, dijo que en el Estado se han aprobado algunas leyes que para favorecer los derechos de unas personas han afectado los de otras.

"Fomentando la degradación del ser humano", entre estas las leyes que permiten la adopción de niños por parejas del mismo sexo y matrimonio entre personas homosexuales.

Enviará el comunicado al Episcopado mexicano par que se conozca este desacuerdo y verán la forma de hacerla llegar al Congreso del Estado.

Respecto a los vientres subrogados, los presbíteros de la Diócesis señalan más aspectos negativos, ya que “la mujer no es una incubadora y su cuerpo no puede ser convertido en una máquina de hacer niños, como si estas fueran el producto final de un proceso contractual”, además de problemas de identificación, rompimiento de la relación psicológica y fisiológica entre la madre y el hijo, entre otras razones por las cuales, otros países que la permitan, han dado marcha atrás.

Monseñor Garza Treviño, indicó que es una acción contraria de la naturaleza y hace de la mujer un objeto más en el campo sexual y económico.

Aseveró que la mejor opción para las parejas imposibilitadas de procrear es la adopción de menores que están sin familia, por ello es necesario que la autoridad agilice los trámites, ya que es consabido que el proceso tarda años.

Ante esto, la Diócesis insta a la sociedad a reflexionar sobre el tema, que se manifiesten en contra de esto si no están de acuerdo y estar al pendiente de las iniciativas de ley que se proponen.

“Tomando conciencia de lo que puede causar, tambien se manifieste y se espera que más instituciones se unan, se animen a expresar esta opinión”.

Dijo el Obispo que enviará el comunicado al Episcopado mexicano par que se conozca este desacuerdo y verán la forma de hacerla llegar al Congreso del Estado.