Mujeres mayores encabezan vicio de las apuestas

De acuerdo con el Centro de Integración Juvenil en Tampico, hay alta incidencia de casos de ludopatía en gente de la tercera edad.
Las personas de mayor edad son quienes más practican estos juegos.
Las personas de mayor edad son quienes más practican estos juegos. (Especial)

Tampico

La población de adultos en mayores, principalmente mujeres, es dónde se identifica mayor incidencia en el gusto por gastar su dinero, incluso de la pensión, en juegos de azar, indicó el director del Centro de Integración Juvenil, Jorge Avalos Castelán.

En el sur de Tamaulipas se están detectando aspectos dañinos por la ludopatía, que es una inclinación o trastorno patológico por los juegos de azar, ya que el daño que produce no solamente es a nivel económico, sino también de tiempo, porque llegan a desatender y perder el interés por sí mismo, afectando la autoestima.

Jorge Avalos Castelán, dijo que "entre las edades en las que son más comunes este tipo de padecimientos son en personas de entre 35 a 60 años, en su mayoría mujeres que se enfrentan a diversos problemas y acuden a este tipo de juegos como distracción".

Dijo que los problemas a los que se enfrentan son diversos la mayoría de las personas, y que en algún momento han participado en ella como diversión, y no existe ningún problema en dejar el juego o dejar la participación y continuar con su vida cotidiana.

Sin embargo expresó que se vuelve problema cuando la persona empieza a tener un comportamiento excesivo, en donde los juegos forman el motor principal de sentirse activo y satisfecho; "como una sensación de logro y que luego nada más está teniendo eso y deja a un lado sus actividades".

El representante de Salud explicó que el problema se divide en tres fases: la primera fase que es donde la persona participa, vive la sensación por el juego y el de obtener dinero fácil en la actividad; porque hay un entusiasmo por seguir obteniendo una ganancia de manera rápida y fácil a través de este medio.

"En esa fase de ganancia muchas personas deciden tener mayor participación en esta actividad, cómo nos podemos dar cuenta de que realmente es un problema porque después viene una fase de pérdida, en dónde lo mejor de tanto que está jugando, pues ya no está ganando entonces ahí es cuando surge el deseo por tener la esperanza de volver a ganar lo que se había perdido".

Es ahí donde comienza el problema, abundó, porque hay personas que piden prestado para continuar en el juego, llegando al punto de empeñar bienes, toman dinero que tenían contemplado para realizar actividades, como pago de colegiatura, la despensa, pago de servicios públicos como la luz, el agua, el teléfono, incluso la pensión.

La tercera fase es la desesperación, cuando la persona se da cuenta de que ya no tiene dinero y se está endeudado y que tiene que pagar, comentó el director del CIJ, dijo que es entonces cuando hay una afectación a nivel físico y emocional, las personas empiezan a tener algún padecimiento físico, dolores de cabeza, insomnio, angustia, estrés, que lo lleva a que haya afectación en el autoestima en la capacidad para enfrentar problemas.

"Se presentan estados depresivos y por supuesto que hay alejamiento de las personas que le rodean, agregó que las características son muy parecidas o casi iguales a una persona consume alguna droga".

Cabe recordar que la ludopatía es la enfermedad por adicción a los juegos de azar, video juegos y a la tecnología, que en últimas fechas viene afectando cada vez más a la población, cayendo en excesos de dejar de realizar actividades como trabajo, comer por dedicarle tantas horas de atención.

El director del Centro de Integración Juvenil, comentó que no hay edad para caer en este tipo de adicciones, ya que se incluyen desde niños hasta incluso adultos mayores quienes sufren de este mal, ya que tienden a quedarse por horas en lugares específicos de juegos, y llegan a gastar su pensión o dinero que tienen ahorrado en un solo día.

"Sabemos de casos en personas de 35 a 40 años, quienes se gastan el dinero que está destinado en otros conceptos en juegos", aunque no se sabe mucho de las afectaciones que pueden tener, dijo, ya que en el Centro de Integración está comenzando a tratar los primeros casos en la zona.

Por ello al no haber gran cantidad de personas atendidas, es difícil tener un porcentaje de los enfermos, expresó Castelán, ya que sólo durante las jornadas asistenciales que se realizan se puede tener contacto con algún familiar que al escuchar de los síntomas, puede identificar a un integrante que está pasando por esa situación.

"Estamos dándole difusión y promoción, el hecho de la ludopatía se está convirtiendo en un factor de daño en la comunidad y que no solamente afecta a los adultos sino también en los jóvenes tienen el interés de participar en juegos de azar electrónicos vía internet", expresó.