CRÓNICA | POR JESÚS ALBERTO GARCÍA

“Nunca en mi vida había hablado ante un gobernador”

Una inversión de 37 millones 500 mil pesos fue distribuida entre MiPyMES de la zona conurbada. El mandatario estatal adelantó que para el 2014 hay lista otra partida de recursos

El gobernador entregó apoyos a los pequeños empresarios afectados por la tormenta tropical Ingrid.
El gobernador entregó apoyos a los pequeños empresarios afectados por la tormenta tropical Ingrid. (José Luis Tapia)

Tampico

La sencillez de un agradecimiento espontáneo al gobernador de Tamaulipas, Egidio Torre Cantú, se llevó las palmas, sobre todo porque lo hizo un microempresario empresario tampiqueño que asegura que desde la década de los setentas no recibía apoyo alguno.

El Centro de Convenciones fue la sede para la entrega de apoyos a MiPyMES que fueron afectados por la tormenta tropical “Ingrid”.

El gobernador de Tamaulipas entró al reciento acompañado por los tres de la suerte, por los alcaldes de Tampico, Ciudad Madero y Altamira, Gustavo Torres, Esdras Romero y Armando López respectivamente.

Sus consentidos.Saludó a los empresarios que pudo antes de subir al escenario preparado para el discurso y el protocolo que acostumbra el gobierno del estado durante las giras de Torre Cantú.En el presídium de las figuras destacadas, a unos cuántos lugares del gobernador, esperaba su oportunidad de participar don Antonio Gutiérrez Álvarez, asesor del mercado de pescados y mariscos “la Puntilla” de Tampico.

Vamos “rápido para no perder el tiempo” dijo de manera espontánea el pequeño empresario y de inmediato se escucharon las risas y carcajadas. Don “Toño Vitaminas”, como le dicen sus amigos, se dio cuenta en dónde estaba parado.Agradeció a los funcionarios, al gobernador y reafirmó el agradecimiento.

Emocionado inició “un aplauso para el señor gobernador y sus colegas, sus compañeros y pequeños respondieron. El señor tiene liderazgo.De tantos agradecimientos también le tocó uno a la Secretaria de Desarrollo Económico y Turismo, Mónica González García.

Ya con vuelo Antonio Gutiérrez dijo: “y también agradezco a la contadora Mónica, por todo lo que nos prestó para hacer todo el papeleo”; de inmediato las carcajadas los presentes en la Expo Tampico. Hasta ahí, ya había valido la pena la espera de la gente y apenas venía lo mejor.

En ese momento Don Toño, el deportista, el ciclista, ya tenía la atención del gobernador de Tamaulipas y le reafirmó: “Nunca en mi vida había hablado ante un gobernador ni ante tanta gente, pero sí quiero decirles que con ustedes sí me comunico bien porque son como yo, pequeños empresarios y muy trabajadores”.

Relató que la última ocasión en que los locatarios del mercado de pescados y mariscos recibieron algún apoyo del gobierno fue cuando gobernaba el Presidente Luis Echeverría Álvarez, quien estuvo en el poder durante el sexenio 1970-1976.

El comerciante no pierde tiempo y aprovecha la oportunidad para presumir el mercado, aquel que él, en conjunto con sus compañeros, levantó y consolidó como el más importante de la ciudad en cuestión de pescados y mariscos.

“Más de mil familias se alimentan de ahí, el mercado es un pequeño Wall Street” dice orgulloso el empresario adherido a la Asociación Regional de Comerciantes de Industriales de México, en donde funge como asesor.Egidio Torre, al tomar el micrófono, sabía que no podría ganarle a Don Toño en lo emotivo de sus palabras y dijo: “como dijo Don Toño, rapidito para irnos” y se comprometió a continuar apoyando a los empresarios y microempresarios de todo el territorio tamaulipeco.

En la parte final entregó apoyos a los empresarios los cuales fueron de 25 mil pesos a cada uno y se atendieron a mil 500 que están distribuidos entre 33 municipios que fueron afectados por “Ingrid”, siendo una inversión de 37 millones 500 mil pesos.

El mandatario aprovechó para informar que había más recurso para los empresarios y microempresarios para el próximo año, y que se estaba evaluando aún a aquellos que tuvieran necesidades.

De igual manera Torre Cantú salió acompañado de los tres alcaldes del sur de Tamaulipas para trasladarse al segundo punto de su gira, que era la presentación del proyecto de remodelación del Hospital del ISSSTE.El clima era muy frío en Tampico, la lluvia caía y aún así no se suspendió el segundo evento, e inclusive el protocolo se realizó cubierto con una lona en la parte trasera de la clínica ubicada sobre la Avenida Ejército Mexicano.Alfonso Salazar Herrera, director del ISSSTE, explicó las carencias de dicha clínica y las que han sufrido por décadas, debido a que no ha habido inversión a pesar de que actualmente atiende a más 239 mil derechohabientes de la zona y de la región.

Durante su discurso Egidio Torre se comprometió a gestionar el recurso no solo para que el hospital tenga un remozamiento integral, sino que sea realidad una nueva clínica tomando en cuenta la fuerte demanda que tiene.Tras la declaración del gobernador los trabajadores presentes en el protocolo comenzaron a gritar a coro: “nuevo, nuevo, nuevo”.

Aprovechó Egidio para hacer un chiste sobre la calvicie del director del hospital y detalló que lo conoce un par de años después de que el ISSSTE de Tampico se inauguró, por allá del año de 1966.Así como llegó Torre Cantú, acompañado de los alcaldes sureños, así se subió a su camioneta para concluir la gira en Tampico.