Viajes fueron para beneficio de NL, dicen diputados locales

Legisladores dicen que en algunos casos ellos han costeado los viajes y cada uno de ellos está justificado.
Francisco Treviño Cabello, diputado local panista, expresó que la ciudadanía se molesta si los viajes no son de provecho.
Francisco Treviño Cabello, diputado local panista, expresó que la ciudadanía se molesta si los viajes no son de provecho. (Leonel Rocha)

Monterrey

Con respuestas como “yo pagué de mi bolsa” y “no me fui a Europa”, los diputados de los diferentes grupos legislativos justificaron sus viajes realizados a Cuba, Nueva York y a otros destinos nacionales para representar al Congreso con el argumento de que ha sido una Legislatura austera y “no excesiva”.

Juan José Guajardo, del PRI; Luis David Ortiz, del grupo independiente; y Francisco Treviño Cabello, del PAN, no consideraron ser “diputados viajeros”,  ya que lo han hecho para beneficio del estado con viajes productivos.

Guajardo dijo que ha tenido relaciones con personal del Consulado de Cuba en Monterrey desde que laboraba en el municipio de Guadalupe y ahora, al ser designado por parte del Congreso en la delegación para dar seguimiento a temas de apoyo y como invitado dentro de la ceremonia de fundación de la ciudad de La Habana.

“Fue lo que se invirtió en hoteles, avión y comida (34 mil pesos), son relaciones interinstitucionales… que hay un beneficio para tener relación con la gente de la Embajada y del Gobierno.

“Yo pagué de mi bolsa los gastos personales, lo único que gastó el Congreso es lo oficial, lo solventé de manera personal, que fueron unos cinco o seis mil pesos”,  indicó. “Lo que fue comida, y ya personales”.

El priista señaló que el rezago es un tema que aunque estén en la ciudad continúa, y que en lo personal son de los diputados que más participación tiene por lo que no tienen “miedo” de haber hechos esos viajes.

El panista Treviño Cabello afirmó que reconoce que existe molestia por parte de la ciudadanía, por los viajes de los legisladores, pero sólo los que no tengan un beneficio.

“Fueron temas muy específicos, existen molestias en la ciudadanía porque los diputados viajen y no saquen provecho de los viajes”, dijo.

¿Qué hace un diputado en Cuba, es como si los cubanos vinieran a la fundación de Santiago?

 “Ahora sí que cada diputado explique cada situación, me enteré de ese viaje, no sé a qué hayan ido”, indicó. “El rezago legislativo se viene acumulando desde tiempo atrás; no creo que el tema de los viajes sea lo que ha retrasado, el tema del retraso es porque no había acuerdos entre los distintos grupos parlamentarios”.

¿Por qué no los pagan de su bolsa?

“Depende de qué viaje; yo, por ejemplo, tuve la oportunidad de ir a la ciudad de Nueva York, y ése yo lo pagué de mi bolsa, fue un evento que me invitaron y sí lo pagué de mi bolsa, y las reuniones de la Copacol son reuniones de trabajo”.

“Somos austeros”

Por su parte, Ortiz Salinas afirmó que menos de la mitad de los viajes los pagó el Congreso y muchos los costeó él mismo, pero que ninguno implicó ausentarse de sus funciones salvo cuando hubo eventos en esas mismas fechas a las que acudió con varios diputados.

“No son viajes caros, fueron dentro de la República,  yo no fui al de Cuba; creo que esta Legislatura ha sido bastante austera, hay estados donde va el 80 por ciento de los diputados y de Nuevo León van ocho y ha sido bastante austera a comparación  a otras (legislaturas), siempre hay oportunidad de criticar…

“Pero no me fui a Europa, no nos llevaron de turismo legislativo, fueron viajes a la Ciudad de México o a las sedes a las entidades donde había un evento nacional y está justificado.

"Considero que no han sido excesivos y le puedo decir que no me han pagado ni la mitad que he costeado de mis propios recursos”, reveló.

Guadalupe Rodríguez, del PT, aseguró que no se fueron a pasear y que sería una grosería si no hubieran ido a la invitación del gobierno cubano.

"Si Washington nos hace una invitación, al Congreso, ¿usted no cree que sea una grosería que nosotros les digamos que no nos interesa ir?.

"No podíamos ser tan groseros ni tan incongruentes de no dar la deferencia, no nos fuimos a pasear, yo ya he ido muchas veces (a Cuba) y ya estoy muy grande de edad, es una enseñanza maravillosa para los compañeros y fue en lo personal un reconocimiento de las nuevas condiciones que imperan en Cuba", señaló.