Realizan viacrucis en reclusorio de Apodaca

Los internos del Cereso de Apodaca se prepararon durante dos meses para inerpretar el viacrucis, escrito y adaptado a la situacion que viven los reos dentro del penal.  
Esta es la tercera ocasión en que el preso José Omar Sauceda de León representa al nazareno.
Esta es la tercera ocasión en que el preso José Omar Sauceda de León representa al nazareno. (Especial)

Monterrey

Con dos meses de antelación, los internos del centro reclusorio Cereso en Apodaca se prepararon para interpretar su propio viacrucis bajo la dirección de la Pastoral Penitenciaria.

Pedro López, delegado de la Pastoral, indicó que la realización del viacrucis en Viernes Santo es una tradición muy importante para los reos y que perdura a través de los años.

La herencia de esta práctica pertenece a Blas Amador, quien además de escribir el "viacrucis del interno", en el cual adapta las estaciones del calvario a la realidad de los reos, fue integrante de la Pastoral Penitenciaria por más de 30 años.

"Blas Amador fue el que escribió este hermoso viacrucis de las 14 estaciones, con las experiencias mismas de nuestros hermanos, lo que viven, y es algo muy hermoso", expresó Pedro López.

También dijo que en general reciben una buena respuesta por parte de los internos ya que muchos de ellos, al cumplir su condena, vuelven a la Pastoral para ayudar con su experiencia y testimonio a otros.

"Yo creo mucho en la conversión del hombre y Dios siempre se manifiesta en ellos, yo siempre he visto el cambio en ellos, porque muchos de los que nos acompañan, la mayoría son ex internos que luego se incorporan a la Pastoral Penitenciaria y nos van apoyando con su experiencia y sus testimonios de vida" comentó.

Igualmente, al entrevistar a José Omar Sauceda de León, quien interpretó a Jesucristo en el viacrucis, comentó que esta tradición ha sido para él un refugio espiritual que lo ha ayudado a mantener la fortaleza durante los 15 años que ha estado preso.

"Esto para mí es un refugio, hasta cierto punto es refugiarme en lo espiritual, pidiéndole a Dios que me dé fuerzas para continuar, a veces ya no por uno sino por ellas, por las niñas, por mi hijo también, y es algo muy significativo, eso es algo que se va quedando dentro" dijo.

Así mismo, señaló que ha interpretado al nazareno en tres ocasiones, primero en el año 2009, después en el 2012 y actualmente en el 2016.

Su esposa Irene Verónica Ramírez, que lo acompañaba, expresó que es particularmente especial y significativo este año porque existe la posibilidad de que, a finales del mismo, José Omar salga del reclusorio.

"Significa mucho, porque ya es un largo tiempo que llevo encerrado, lleva 15 años preso y pues ha pasado a veces uno momentos difíciles que no puedo estar con ellos" dijo.