Otra vez, aplazan entrega de la vía México-Tuxpan

Su avance se encuentra en un 88 por ciento, por lo que la coordinación de carreteras de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes dio a conocer que la entrega de esta magna obra se aplaza para ...
El tramo Tihuatlán- Ávila Camacho ha significado mayor movimiento turístico.
El tramo Tihuatlán- Ávila Camacho ha significado mayor movimiento turístico. (Samuel Hernández)

Tuxpan

Será hasta el 2014 cuando el Gobierno Federal a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes esté entregando la autopista México-Tuxpan que nuevamente se aplaza en su conclusión luego de que la SCT anunciara la finalización de la obra para este año.Por cuestiones técnicas y las recientes precipitaciones la vía, que comunicará a Tuxpan en un tiempo promedio de tres horas con el centro del país, será finalizada en los primeros meses del próximo año, así lo informó el diputado federal Genaro Ruiz Arriaga.

El legislador federal dio a conocer que tras sostener una reunión con integrantes del área de  coordinación de carreteras de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, se logró saber que el avance de la México-Tuxpan es de un 88 por ciento, además que su entrega se corrió para el primer semestre del 2014.“Seis meses más para una obra con esa calidad técnica, bien vale esperar y tener paciencia porque se contará con uno de los puentes más grandes de Latinoamérica, solo la columna central de ese puente mide 217 metros”, comentó el legislador federal de extracción priista del distrito de Tuxpan.

Informó que falta por finalizar de esa vía federal, que se viene construyendo para comunicar al Golfo de México con el Centro del país en menor tiempo, lo que corresponde  a los seis túneles, así como 36.8 kilómetros correspondientes al tramo entre Nuevo Necaxa y Ávila Camacho.“Eso componentes son los que falta por terminar, lo técnicamente conforman parte de una  construcción compleja por eso la tardanza  y los más de 11 mil millones de pesos que han destinado para ese tramo”, refirió Ruiz Arriaga.Dejó claro que los recursos destinados  para la México-Tuxpan ha fluido por parte del Gobierno Federal, por lo que la limitante para aplazar la entrega de la obra no tiene que ver a la falta de recursos sino a la complejidad técnica del proyecto que se realiza en montañas.

Hizo hincapié en que pese al aplazamiento de entrega, lo importante es que en los próximos meses se terminará por fin esa vía que comunicará la parte norte de Veracruz, el sur de Tamaulipas y Nuevo León con mayor facilidad con el centro del país.Remarcó que faltan tramos, con puentes, túneles y se prevé que con la experiencia de la México-Acapulco; en la que se quedaron bloqueados los accesos por las recientes lluvias;  se van a corregir algunas fallas técnicas y fortalecer esas áreas, además de terminar puentes menores para una vez ello entregarla la México-Tuxpan.

El diputado federal dio a conocer que como medida para garantizar a los empresarios, cámaras y ciudadanos tuxpeños que la obra presenta avances, se solicitó a la SCT un recorrido en donde se realiza ese proyecto, por lo que en los próximos días la iniciativa privada que están interesados en el crecimiento del puerto podrá constatar personalmente que el avance de la carretera es real mediante el recorrido que se llevará a cabo.“Que tengamos la certidumbre de que ese 88 por ciento de avance existe y que de acuerdo a lo que se vea en los planteamientos técnicos se pueda tener en los próximos meses del 2014 esa importante infraestructura carretera que conectará a Tuxpan con el centro del país”, explicó el legislador integrante de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión.

Recordó que una vez que se concluya la autopista a México las armadoras de automóviles que están instaladas en el centro del país apostarán como punto final de salida a Tuxpan a través del muelle de carga general y contenedores que está en edificación en el municipio. “Tuxpan se tiene que seguir preparando para la llegada, no solamente para las actividades de carga y descarga del Puerto que será la fortaleza para la ciudad, sino también para las actividades turísticas que se deberán atender con hoteles, restaurantes y atractivos que se requieren con la llegada de más visitantes a la ciudad.