CEDHJ pide cuentas a Semadet sobre verificación

Los concesionarios señalan la violación de sus derechos económicos porque se les pretendería sacar del programa antes de tiempo

Guadalajara

La Asociación de Talleres Acreditados del Estado de Jalisco AC, que agrupa una mayoría de los concesionarios del programa de verificación de automóviles en el estado, abrió una queja en la Comisión Estatal de Derechos Humanos en contra de la titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet), Magdalena Ruiz Mejía, a la que señala de violar sus derechos económicos y de paso afectar el derecho a la salud de la población.

El ombudsman estatal notificó el pasado 8 de marzo a las partes sobre el desarrollo del expediente 3646/16, lo que debe derivar en una respuesta de la dependencia cuestionada previo a determinar su los derechos humanos de la parte quejosa han sido efectivamente violados.

La secretaria, “quien está al frente del programa de verificación vehicular estatal obligatorio, ha hecho caso omiso de sus funciones, dejando a los talleres a menos de la mitad de su capacidad para verificar […] pues existe un parque de vehículos aproximadamente de tres millones, y de ese total, solamente han verificado en promedio 25 por ciento por año desde 2013 [año en que asumió la actual Administración], siendo parte fundamental la Secretaría de la que me quejo, para el buen funcionamiento, y que por falta de campañas publicitarias masivas hacia el ciudadano y en coordinación de [sic] la Secretaría de Movilidad, pues existe falta de operativos de las diversas dependencias”, además, esa omisión viene aparejada con una dotación escasa de hologramas, que impide llevar a números más ambiciosos el cumplimiento del programa, no obstante su trascendencia para combatir la contaminación del aire, destaca el representante de los quejosos, Jaime David Aldrete Medina.

Asegura que las omisiones tienen consecuencias negativas en la atmósfera de la ciudad, como a su juicio lo demuestran las contingencias y precontingencias declaradas en la zona sur de la ciudad los días finales de febrero y los comienzos de marzo.

“También quiero señalar que cuando salga la nueva convocatoria o rediseño del programa de verificación vehicular obligatoria, se dará por concluida la concesión que me otorgó el gobierno de Jalisco en 2013 por cinco años, para vencer en el año 2018, siendo violentado mi derecho a mi concesión adquirida…”.

El visitador correspondiente, Mario Alejandro Segura Padilla, le pide a la titular de la Semadet, dentro de su respuesta, “uno, que indique de qué manera la secretaría a su cargo ha establecido la política pública en materia de prevención de la contaminación atmosférica por fuentes móviles”; dos, “indique cómo se han establecido y operado los sistemas de monitoreo, medición y análisis de emisiones contaminantes a la atmósfera” de esas fuentes, y tres, “qué estrategias se han impulsado para incentivar la tecnología vehicular [sic], la mejora de los combustibles, la movilidad no motorizada, la eficiencia energética y la reducción de emisiones de contaminantes…”.

Los concesionarios del programa de verificación vigente han señalado que se les pretende desplazar del programa para favorecer empresas grandes que ya controlan el proceso en ciudades como Puebla, Tijuana y México; la secretaria ha respondido que no será tal, y que se permitirá la libre competencia siempre que se cumplan los requisitos para establecer líneas de verificación.