Venta de bebé por internet fue una broma

La joven que realizó una publicación en un grupo de Facebook donde ofertaba a un recién nacido, compareció ante la Pronnif junto con sus padres, aclaró que sólo lo hizo por diversión.

Torreón, Coahuila

Personal de la Procuraduría para Niños y Niñas y la Familia (Pronnif) y los padres de la menor que puso en venta a un recién nacido en internet, a manera de broma, suscribieron un convenio con el objetivo de que no se vuelva a repetir una situación de esta naturaleza.

Julián Vázquez Favela, titular de esta dependencia en la Comarca Lagunera, informa que la reincidencia podría derivar en el envío de la menor a un albergue.

Apareció en Facebook una publicación de una persona que se identificó como Karina, quien en el grupo "Ofertas Laguna" escribió al pie de una fotografía de un recién nacido: "Se vende recién nacido: (para cualquier uso) 30 000 casi no llora".

La menor no presenta rasgos de rebeldía, se trata de una menor serena, externó preocupación y se mostró arrepentida por lo sucedido.

Tras la investigación se determinó que se trató de una menor de 15 años de edad y que lo hizo a manera de broma. Ella buscó en internet la fotografía y la colocó en redes.

"Se estableció un convenio compromiso de atención y buen cuidado y serán sujetos a seguimiento. El compromiso es en varios aspectos, el primero de ellos es que asistan de manera grupal o individual según lo establezca el psicólogo al Centro de Atención e Integración Familiar para que supere lo que puede traer arrastrando con motivo de su acción".

"El segundo de los compromisos que se plasmaron en el convenio es que no habría reincidencia con relación a este tipo de publicaciones y por último el apercibimiento, pues en caso de reincidir podría declararse extraordinaria la situación por omisión de cuidados y darle la facultad a la Pronnif para retirarla del seno familiar", señaló Vázquez Favela.

La menor estaba nerviosa, en un momento determinado soltó el llanto y los padres ofrecieron disculpas. La madre, quien también derramó lágrimas por la situación, cooperó con la diligencia.

"Ella pensó que esta broma sería solamente en su círculo de amigos, pero finalmente se fue compartiendo hasta llegar del conocimiento de nosotros. Asegura que respondió algunas publicaciones ofensivas y se le apoyará para que no sea víctima de bullying por lo que ocurrió", señala.

La Ley establece que es obligación de los padres educar y hacer del conocimiento de los menores los alcances de las redes sociales, por lo que se estableció que hubo omisión de cuidados.