Señalan vecinos trabajos inconclusos en el barrio de Mexicaltzingo

Además demandan un incremento en asaltos y robos en la zona.
Los trabajos incompletos dan pie a que la lluvia deteriore el asfalto.
Los trabajos incompletos dan pie a que la lluvia deteriore el asfalto. (Mariana Coronado Mendoza)

Guadalajara

Vecinos y comerciantes aseguran que el ayuntamiento de Guadalajara dejó desde hace tres semanas, inconclusos los trabajos que forman parte del programa de renovación de barrios en la colonia de Mexicaltzingo. Acusan no observar avances, pero sí, un aumento de robos y asaltos a mano armada.

Desolado, con sus calles devoradas por baches, con un gran número de viviendas y comercios abandonados, Mexicaltzingo, pasó de ser uno de los barrios más visitados a ser uno de los más temidos. Pese a que el gobierno de Guadalajara proyectó revivir la zona antes de octubre de este año, es hora que nadie observa cambios positivos, al contrario, los trabajos incompletos dan pie a que la lluvia deteriore el asfalto. “Yo lo veo igual, sólo sé que planean hacer algo porque se ven dos máquinas, pero ya llevan tiempo varadas ahí”, señaló Alberto, responsable de una tienda de abarrotes.

Por su parte, el señor Lázaro Palomino manifestó ver a varios hombres trabajar por distintos lapsos de tiempo sobre la calle que lleva el nombre del barrio. “Han hecho algo pero esto está parado por más de tres semanas, quedaron de terminar pero ya llevan más de 4 meses entre que vienen y no, y nomás se ven pedazos, las callecitas siguen igual de feas”, puntualizó. Evidentemente, los colonos tienen razón, ya que sólo se perciben partes de la calle Mexicaltzingo, desde el templo San Juan Bautista hasta antes de 8 de julio, con repavimentación, mientras que las calles que la cruzan siguen con afectaciones graves.

Por otro lado, sus habitantes, la mayoría personas adultas, demandan un incremento en asaltos y robos. Dicen que ya no se respira tranquilidad, que dejaron de percibir cúmulos de visitantes y que quienes pasan obligatoriamente por ahí, lo hacen con el mayor cuidado posible: a paso ágil y sujetando con fuerza sus pertenencias.

Lázaro Palomino, reconoció haber visto agentes de seguridad pública rondar de vez en cuando las calles. Detalló que los servidores, por primera vez, han corrido a drogadictos y alcohólicos de la plazoleta y mencionó que aunque la acción es buena, “falta mayor promoción y mano dura para que los maleantes dejen la zona tranquila”.

Por su parte, la señora Natividad, responsable de repartir la “Hoja Parroquial”, detalló que a plena luz del día, transeúntes han sido víctimas de robo, que las tiendas que rodean la plazoleta han tenido que hacer uso de barrotes para auto-protegerse y que además, los robos de partes de los vehículos siguen siendo una latente de la zona. “Si como no, hace falta mucha seguridad, que anden por aquí a todas horas hasta que esto se controle, da miedo salir, uno después de las 6 de la tarde mejor se queda en su casa, no debería de ser inseguro caminar por las calles de su colonia de uno”, concluyó.