En el Valle de México se desperdicia 40% del suministro de agua: CTAEM

Equivale a 21 mil litros cada segundo, debido a fugas por la antigüedad de muchas redes y la falta de mantenimiento.
Hay crisis en los servicios.
Hay crisis en los servicios. (Tania Contreras)

Naucalpan

En el Valle de México se desperdician 21 mil litros por segundo de agua potable, que representa 40 por ciento del total de volumen –el doble de lo aceptado– que se distribuye a través de las redes, afirmó el presidente de la Comisión Técnica del Agua del Estado de México, Francisco Javier Escamilla Hernández. Afirmó que hay una crisis en los servicios del líquido, por lo que se requiere un organismo operador con la formación institucional y de carácter metropolitano que verdaderamente permita resarcir los problemas.

Advirtió que desde hace más de tres décadas no hay acciones relevantes, mientras la expansión de la ciudad crece y atiende las demandas de suministro mediante la perforación de pozos y la sobreexplotación del acuífero. El crecimiento anárquico de la mancha urbana y la edad de muchas de las redes de agua potable, de hasta 60 años, su longitud, complejidad y falta de mantenimiento propician que se pierda alrededor de 40 por ciento del recurso en fugas, que significa el desperdicio de 21 metros cúbicos por segundo.

Agregó: Si se pudiera recuperar una parte de los volúmenes perdidos, podría posponerse la ejecución de grandes obras de importación de agua de otras cuencas, que requieren inversiones millonarias para trasladarla a municipios del Valle de México y la Ciudad de México. La reparación de las fugas podría dar un mejor servicio a los usuarios, pues aproximadamente más de 20 por ciento de la población que alberga esta región, la recibe por tandeo diario, con un servicio de ocho horas al día con buena presión y el semanal con uno o dos días, agregó Escamilla Hernández.

TE RECOMENDAMOS: Advierten sobreexplotación de acuífero en Texcoco

Indicó que las fugas son comunes; no obstante, en otros países el porcentaje apenas es de 20 por ciento, pero en el caso de los 125 municipios mexiquenses, la mitad no cobran el consumo de agua y aquellos que sí lo hacen tienen una eficiencia financiera de tan solo 35 puntos porcentuales.

Dijo que más de la mitad del volumen de agua que se suministra viene del acuífero, pero consideró que debe prohibirse la perforación de nuevos pozos porque cada vez se escarba a mayor profundidad y se saca menos, lo que pone en riesgo a las siguientes generaciones. La importancia del agua subterránea queda de manifiesto por la magnitud del volumen utilizado, ya que de los acuíferos se suministra aproximadamente 69 por ciento de la demanda regional. Por el rápido crecimiento de la población y de sus necesidades, así como la mala calidad de las aguas superficiales, la única fuente de abastecimiento propia del valle, con calidad aceptable, es la de los acuíferos, lo que los ha llevado a la sobreexplotación.

Esta situación trae un enorme impacto ambiental porque ha propiciado la desaparición de manantiales, lagos y múltiples humedales en toda la región, daños que son irreversibles, afirmó.

KVS