La Unops planteará una comisión de seguimiento

El organismo de Naciones Unidas advierte que los resultados de su trabajo son de neutralidad garantizada y asegura un respeto irrestricto a los derechos humanos.

Guadalajara

La polémica ha perseguido a la Oficina de Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (Unops, por sus siglas en inglés), desde que el gobierno de Jalisco determinó contratarla en 2015 para que generara información objetiva y sólida sobre la situación del agua en el río Verde. Los desencuentros con grupos sociales y políticos han sido cotidianos en el trabajo de la agencia, que para algunos simplemente va a convalidar una decisión tomada de antemano: el trasvase de agua del río hacia la ciudad de León, Guanajuato, en presunto perjuicio de los habitantes de la meseta alteña.

La entidad de ONU emitió anoche un comunicado aclaratorio, y señaló que planteará al gobierno del estado conformar una comisión de seguimiento de sus conclusiones, a efecto de que la desconfianza de los actores, de que la Unops sólo es utilizada para legitimar decisiones, pueda ser vencida, y la información sirva también a la sociedad para establecer posturas informadas del asunto.

TE RECOMENDAMOS: Avanzan trabajos en el Río Verde; UNOPS pide paciencia

El proyecto “Asistencia técnica para la sostenibilidad del proceso de planeación de obras de infraestructura en la cuenca del Río Verde, Estado de Jalisco, México”, conocido como Jalisco Sostenible Cuenca río Verde, “tiene por objeto contribuir a la toma informada de decisiones por parte del gobierno de Jalisco, dentro de sus atribuciones constitucionales, en relación a la gestión del agua en la cuenca […]".

Los aspectos centrales del trabajo son determinar “condiciones de disponibilidad de agua superficial en la cuenca, considerando todos los componentes del ciclo hidrológico [incluida la infiltración y la percolación profunda], tanto para la situación actual como para escenarios hipotéticos que resulten de interés para el estado de Jalisco”; ver las implicaciones “de la disponibilidad de agua superficial, resultante de la aplicación de un modelo hidrológico, ante diferentes situaciones de distribución de volúmenes de agua dentro y fuera de la cuenca del río Verde [es decir, su uso en el área metropolitana de Guadalajara, la región de los Altos de Jalisco, los trasvases y las reservas], determinando satisfacción o déficit para diferentes condiciones”; el análisis de escenarios de regulación de la presa El Zapotillo con base en las disponibilidades consideradas para su diseño.

La aplicación “del enfoque de derechos humanos y perspectiva de género para la gestión integrada de los recursos hídricos”; la formulación de recomendaciones “para la planeación de obras hídricas en el estado de Jalisco orientadas al uso sostenible de los recursos hídricos, la planeación territorial eficaz, la mejor gobernanza de los recursos hídricos, el enfoque de economía verde y la protección del ambiente”.

A partir de ahí, la “estructuración de una posible comisión de seguimiento para los compromisos que asuma el gobierno de Jalisco, a partir del informe Unops”.

Aclara que “todos los productos vienen siendo ejecutados con independencia y neutralidad, en base a las mejores prácticas y estándares internacionalmente aceptados en la materia, asegurando la transparencia en relación a las metodologías e información consideradas para alcanzar los resultados que se presentarán a término del proyecto”.

En materia de estudios técnicos “y como es habitual, se utiliza la información histórica oficial disponible de larga data, pero también datos generados por el proyecto durante su desarrollo, modelaciones matemáticas, relevamientos de campo, interpretación de información de sensores remotos y una metodología de balance hídrico innovadora, tal como se ha aplicado en otros proyectos dentro de la región”.

En lo social, “y con base en el enfoque de derechos humanos, se trabaja en el marco de una metodología compartida oportunamente con todos los interesados, consistente en una lectura de actores, entrevistas confidenciales semiestructuradas, identificación de aspectos críticos y espacios potenciales para el diálogo multi-actor que contribuyan a una mejor gobernanza en la gestión hídrica” (sic).

Todos los estudios y recomendaciones “se entregarán al gobierno de Jalisco durante el mes de abril de 2017”. La Unops “atiende con sumo respeto al posicionamiento de los pobladores, sus representantes, y en general de todos los interesados en torno a la gestión de los recursos hídricos en la cuenca del Río Verde, con el propósito de contextualizar de la mejor manera las actividades y productos que son objeto de la asistencia técnica”.

La Unops asegura haberse conducido en todo momento con respeto. “Desde el primer momento del proyecto ha garantizado el acceso irrestricto a la información, el acceso de las personas e instituciones interesadas a las instalaciones de la presa El Zapotillo, respondiendo a todas y cada una de las solicitudes de información que fueron recibidas por el Proyecto y organizando espacios de diálogo a todos los niveles con aquellos actores interesados en sumar su visión a la gestión de los recursos hídricos en la cuenca del río Verde”.

El proyecto “está basado en un criterio conforme al cual la toma de decisiones en temas de tanta complejidad debe estar basada en estudios metodológicamente sólidos, con la mejor información disponible y en un contexto de absoluta transparencia y aplicación del enfoque basado en derechos humanos […] constituirá un aporte para la toma informada de decisiones como contribución a la gobernanza sobre la gestión de los recursos hídricos en el estado de Jalisco”.

GPE

Avanzan trabajos en el Río Verde; UNOPS pidepaciencia