Viven en unión libre 5 mil 429 parejas de 12 a 17 años

Muchos de los casos que hay en el sur de Tamaulipas se deben a la falta de atención de los padres, que los orilla a querer salir de su casa y vivir en pareja sin estar preparados mentalmente.
Un gran porcentaje de parejas entre 12 a 17 años viven en unión libre.
Un gran porcentaje de parejas entre 12 a 17 años viven en unión libre. (Yazmín Sánchez)

Tampico

En la zona sur de Tamaulipas existen 5 mil 429 parejas con un rango de edad de entre 12 a 17 años que viven en unión libre según datos del Inegi, factor que es originado muchas veces por falta de atención de los padres, afirmó experto en Psicología.

La Encuesta Intercensal que realizó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía en el 2015 reveló que en el municipio de Tampico, de 29 mil 802 habitantes de 12 a 17 años de edad, el 1.34 por ciento viven en unión libre, dando un total de 399.34 personas.

El ejercicio estadístico detalló que el 0.75 por ciento de los 20 mil 640 maderenses de 12 a 1 7 años viven en unión libre, lo que da un número de 155 personas.

En Altamira, el porcentaje de menores de edad que viven en unión libre es de 18.79 por ciento de una población de 25 mil 948 personas, dando la cifra más alta en la zona sur de Tamaulipas con 4 mil 875 personas.De los tres municipios, es la urbe industrial la que tiene más población en zona rural y es el motivo por el que se dispara la estadística, ante la condición socioeconómica que los menores tienen que atravesar.

Especialistas en Psicología refieren que estas parejas "están condenadas al fracaso desde un inicio" y explican los factores.
Gabriel Rubio Badillo, director general del Grupo Freedom, que es una asociación de Psicología Humanista, explicó que las parejas al no estar preparadas mentalmente.

"Caminan sin un rumbo fijo, viven al día y avanzan sin una estrategia específica en su desarrollo". Explicó que son factores diversos los que empujan a la población de este rango de edad a tomar la determinación de salirse de sus hogares, en diversas de circunstancias, y así comenzar una vida alejado del núcleo familiar en pareja.

"Estamos hablando que en este caso son personas que crecieron en un ámbito lleno de violencia intrafamiliar, abuso, golpes y hasta humillaciones, lo que se convirtió en el pretexto perfecto para salirse de sus casas.

A esto también se suma la falta de atención que los padres han tenido para con sus hijos, lo que genera hipersexualidad (que es el aumento repentino en la líbido o en la actividad sexual), también por lo mismo, por esa falta de atención", declaró.

Los números del Inegi, refirió el especialista en Psicología, no están alejados de la realidad ya que a consulta acuden menores de edad con este problema, los cuales están en la disyuntiva de abandonar o no sus casas.

"Los datos son muy alarmantes, pero por ejemplo de diez pacientes que vienen a atenderse por algún problema, estamos hablando que tres tienen esta tendencia, quieren irse con su pareja.

Aquí nosotros lo que hacemos es orientar a los menores de edad a que concluyan la ruta natural, que concluyan sus estudios de secundaria o preparatoria, que no los abandonen y también les pedimos el apoyo a los padres de familia", puntualizó.

Remarcó el especialista que estas conductas no son exclusivas de una clase social ya que es generalizada, pues el común denominador es el descuido de los padres hacia sus hijos, pero expresó que en la zona rural se acentúa por la pobreza.