Se presentan largas filas para comprar uniformes escolares

Los padres de familia esperaron pacientemente su turno para comprar la ropa que se les pide a los alumnos de primaria y secundaria.
Las tiendas lucieron abarrotadas.
Las tiendas lucieron abarrotadas. (Guadalupe Sánchez)

Monterrey

A pocas horas del regreso a clases, las compras de último momento abarrotan los establecimientos de venta de uniformes escolares.

En largas filas bajo el sol, los padres de familia esperaron su turno para ingresar a las tiendas, con desconocimiento de lo que les costaría los uniformes.

La primera quincena de agosto fue un aliciente para los preocupados padres que hicieron fila en las banquetas hasta por 40 minutos, sólo para ingresar a los establecimientos con ofertas.

“De perdido voy a comprar tres pares de uniformes para los dos hijos, no sé cuánto vaya a ser, pero como siempre, dejando todo al último; aquí encontramos ofertas y nos dejamos venir todos para el mismo lugar”, dijo un padre en la fila.

Los vendedores de uniformes pedían que tuvieran paciencia, que no se desesperaran. Ellos esperan que la término de la “locura” del regreso a clases, las ganancias sean cuantiosas.

Otros vendedores, los fruta y de yukis esperaban tener buenos ingresos, pero los padres de familia sólo iban por los uniformes.