En Tampico, la única estatua de Porfirio Díaz

La ciudad cuenta con la única imagen a escala de Porfirio Díaz, presidente, el villano histórico, y no del general héroe de guerra, aunque no es totalmente pública.
Porfirio Díaz y Agustina Castelló, personajes que dieron vida e historia a Tampico.
Porfirio Díaz y Agustina Castelló, personajes que dieron vida e historia a Tampico. (Yazmín Sánchez)

Tampico

En el balcón del histórico edificio Mercedes, ubicado en la esquina de Francisco I. Madero y Aduana de Tampico, se encuentra la única estatua “pública” en México del ex presidente Porfirio Díaz. 

La imagen de bronce de 1.80 metros se encuentra en una propiedad de descendientes de la familia Castelló, raíz materna Carmen Romero Rubio, segunda esposa del ex Presidente, mujer de origen tamaulipeco, específicamente de Tula. 

Pero para Tampico decidir la instalación y el destino de la estatua tampoco fue fácil, se temía que por opiniones encontradas entre algunos sectores de la zona en cuanto al respeto al personaje, la estatua pudiera ser vandalizada o se evitara su instalación, como ocurrió en Veracruz.

En 2002, Miguel Alemán Velasco como gobernador de Veracruz inició una controversia con la Coordinación de Puerto y Marina Mercante, cuando se intentaba instalar una estatua de Porfirio Díaz.

La imagen celebraría el centenario del puerto, sin embargo la negativa del entonces mandatario se expandió a varios sectores, principalmente intelectuales que generaron que le puerto retirara la efigie.La estatua se encuentra en el “Museo del Puerto”, a cargo de la Administración  Portuaria Integral de Veracruz, en un área privada.

En Matamoros hay un monumento, pero en su época de general, de héroe de guerra, no del mandatario.Hablar del héroe de la Batalla de Puebla y posterior controversial Presidente de la República, es entrar en el debate, entre un hombre de honor y un villano, pero es sin lugar a dudas la ciudad y puerto de Tampico es una de mas que más simboliza en el país el progreso en la época del porfiriato y sin su mano no habría tenido el desarrollo que generó.

Por eso existe una imagen de “Don Porfirio”, el presidente.José Luis Kuri Con, actual presidente del Fideicomiso de Centro Histórico de Tampico fue uno de los principales promotores para reconocer al presidente Díaz, al que considera “a título personal” un ejemplo.

“La escultura fue donada por Concasa en tiempo de Fernando Azcárraga. Era parte del programa Es Cultura que buscaba reconocer a personajes importantes para la zona, y a petición de un servidor, se propuso a Don Porfirio, solo para agradecer lo mucho que dejó en Tampico”.

La ciudad, durante y posterior al porfiriato tuvo un desarrollo importante, la modernización del puerto dio mayor importancia a la zona, la inversión extranjera tuvo una mayor participación, se detonó en la huasteca la producción petrolera.

“Porfirio es un personaje muy controversial. Fue un héroe del país, condecorado como patriota, y hay que resaltar que durante su mandato el país fue muy pacífico después de varias invasiones y luego llega una época de bonanza para el país, y sobre todo para Tampico. Lamentablemente el desarrollo no fue parejo”.

El cronista de la ciudad Marco Antonio Flores, recuerda que la controversia interna para instalar una imagen que podía generar discusión entre los tampiqueños, más allá que en la ciudad existiera una sensación de respeto a “Don Porfirio”.

Por eso está “en un lugar público, pero en una propiedad privada”, ya que en su momento la instalación de la estatua en un lugar público, asegura que podría haber afectado la opinión o el sentimiento “dirían ‘no la coloquen’, y tendrían derecho, pero sin duda sería un acercamiento más a los personajes el que fuera público”.

Marco Flores reconoce, “logró mucho, generó mucha riqueza pero en pocas manos.

No fue un hombre malo, tomó decisiones; los personajes históricos, se analizan sus obras buenas y sus obras malas.

En Victoria hay una calle que se llama coronel Porfirio Díaz, ¿porqué coronel?, porque es la época cuando fue héroe en la intervención francesa”.