Egresados enfrentan escenario complicado

La carrera en Contaduría y Administración tiene cinco o seis investigadores con nivel uno y no cuentan con un doctorado.
Integrantes de la generación 1972-1977 plantearon la urgencia de llevar a cabo una reingeniería del programa de estudios.
Integrantes de la generación 1972-1977 plantearon la urgencia de llevar a cabo una reingeniería del programa de estudios. (Especial)

Toluca

Egresados de la carrera de Contaduría y Administración de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx), advirtieron que el escenario para los egresados de esta casa de estudios es cada vez más difícil por la cantidad de universidades que ofrecen este programa académico Reunidos en el auditorio de esta Facultad, uno de los primeros planteles de Ciudad Universitaria, integrantes de la generación 1972-1977 plantearon la urgencia de llevar a cabo una reingeniería del programa de estudios para lograr trascender y responder a las necesidades del mercado, donde difícilmente compiten.

En representación de la generación, Ignacio Salgado García, advirtió que a diferencia de otras licenciaturas, quienes salen de esta carrera son rechazadas porque hay preferencia sobre otras escuelas, en especial de particulares e incluso de incorporadas, donde ven mayor respuesta a sus necesidades. "A 40 años que dejamos las aulas y enfrentamos esta cruel y cruda realidad, esta carrera es impartida por el 85 por ciento de escuelas de educación superior incorporadas a la SEP o a la UAEMéx.

"En vez de mostrar un avance significativo, nuestra Facultad ha sido deficiente, sobre todo si encuentra en un signifi cativvo retroceso, lo cual pone en alto riesgo a la institución, de estar su permanencia en duda y entre dicho por la pobreza académica y el bajo nivel de investigación", enfatizó. A este paso en lugar de ser una facultad será una escuela, como lo fue hace 61 años, cuando no había alcanzado el grado d, pese a que han pasado 18 directores.

TE RECOMENDAMOS: Convoca Planeación Urbana a segundo examen de admisión

En este lapso se olvidaron las cinco o seis maestrías que por décadas se impartieron en esta facultad, inclusive, reconocidas en el padrón de Conacyt. Lo lógico era que a estas alturas, luego de 61 años de vida, ya se impartiría cuando menos un doctorado pero no es así, no hay opciones para quienes egresan de esta casa de estudios. El único programa que existe se comparte con la Facultad de Economía; no es propio. También se deberían tener un importante número de investigadores, pero apenas tienen cinco o seis con nivel uno, certificados en el Sistema Nacional de Investigadores, lo que desde se traduce como una defi ciencia porque no se indaga, ni tampoco se vinculan con el exterior.

A nombre de sus compañeros pidió se rescate esta facultad y no se deje que continúe empantanándose, a través de una urgente reingeniería humana, académica y administrativa que trascienda para las siguientes generaciones y sea garante de una mejor educación y futuro.

KVS