Turismo condiciona seguridad para volver a Tamaulipas

Visitantes al sur de Tamaulipas también señalaron que el costo de los servicios en Miramar deben reducirse, sobre todo para usar las palapas.
Los elementos de seguridad son vitales para que regresen, refieren los turistas. Gendarmes fueron parte del atractivo.
Los elementos de seguridad son vitales para que regresen, refieren los turistas. Gendarmes fueron parte del atractivo. (Sandra Sosa )

Ciudad Madero

Seguridad a cargo de elementos policiacos no solo en periodo de vacaciones, sino de forma permanente en playa Miramar, claman turistas que visitaron el máximo paseo en Ciudad Madero, para poder regresar sin temor en otra fecha del año.

Así mismo, familias procedentes de la Ciudad de México, se pronunciaron por una reducción en el cobro de las palapas, las cuales consideran que el precio de 80 y hasta 200 pesos, es excesivo, ya que además se incrementa con la cuota de estacionamiento.

"Todo está muy bien, solo que las palapas se nos hacen caras, porque también tenemos que pagar estacionamiento, sí pediríamos que se reduzcan los costos", expresaron Adriana Guadalupe y Erick Garza Gutiérrez, quienes arribaron al máximo paseo turístico en el municipio de Madero, uno de los sitios de mayor atracción para vacacionistas que cada año y en Semana Santa optan por visitarlo.

Desde Cadereyta Nuevo León llegaron a Miramar, solicitaron a las autoridades la posibilidad de que haya mayor número de palapas y sillas, pero a precios razonables.

Para la familia Rendón Ortega, quienes visitaron Miramar desde el pasado miércoles, recomendaron a los encargados de los sitios turísticos que se tienen en la playa, la instalación de áreas o accesos desde la zona de playa hacia el boulevard costero ya que caminar por la arena resulta un tanto difícil por lo caliente en que se encuentra.

“No se puede caminar con facilidad cuando salimos de bañarnos hacia el lugar donde dejamos el coche, se encuentra tan caliente la arena que sería mucho mejor que se construyeran pequeños caminos peatonales, que nos hagan más cómoda tanto la entrada como la salida hacia la playa”, señalaron.

Durante un recorrido que MILENIO Tamaulipas efectuó desde la escollera hacia el Mirador, glorieta de Las Sirenas, Plaza Gobernadores, zona de bañistas además de la glorieta de Los Delfines, fueron cuestionados al azar a turistas sobre las condiciones de Miramar y para conocer su opinión sobre la playa.

Para Eduardo Ramírez Álvarez, quien se acompañaba de familiares de Nuevo León y Veracruz, reconoció que el máximo paseo turístico se encontraba con estrictas medidas de seguridad a cargo de los diferentes cuerpos de seguridad, sin embargo dijo que se refuerza con mayor número de efectivos en vacaciones de Semana Santa y el verano.

Indicó que sería importante que se mantenga la seguridad, aunque no se logre implementar un operativo similar al actual, se debe mantener de forma permanente elementos de las diferentes corporaciones durante todo el año.

“Estamos muy conformes y nos sentimos seguros de tener seguridad en la playa, que las autoridades implementen un operativo es de reconocerlo, pero sí sería importante que se logre mantener seguridad policiaca durante el año, porque se terminan las vacaciones y con ello el operativo de vigilancia, para poder regresar en otra fecha del año, con la tranquilidad de que estaremos bien”.

La mayoría de los encuestados coincidieron en señalar que sí recomiendan la playa y cada uno de los sitios turísticos, Desde Guanajuato visitaron Miramar integrantes de la familia Rangel Lambarria, acompañadas de sus sobrinas y hermana, desde el pasado miércoles salieron a disfrutar de las cálidas aguas en la playa.

Entrevistadas sobre las condiciones en que encontraron este sitio, advierten que durante los 365 días del año y sobre todo en horarios nocturnos se debe mantener un estricto operativo de seguridad, de tal forma que las tradicionales “lunadas” se puedan realizar sin temor.

“Son sólo detalles que hacen falta, no decimos que la playa no está bien, por el contrario, pero sí nos gustaría sentir la seguridad de que podemos tener nuestra estancia nocturna en Miramar sin miedo a que nos ocurra algo, y para ello es necesario mantener un estricto operativo a cargo de los efectivos policiacos”, comentó.

Antonio Castillo Cruz y su esposa Elena Martínez González, señalaron que las Glorietas, tanto Delfines y Sirenas representan dos sitios de gran afluencia de turistas, las familias aprovechan estos lugares para tomarse la foto del recuerdo y del panorama que la playa.

Sin embargo señalaron la importancia de que se instalen avisos de precaución para los automovilistas, que se coloquen bancas y hasta palmeras que brinden sombra.

“Solo les falta sombra, la siembra de árboles naturales, como las palmeras le daría un toque diferente a estos lugares, y señalamos que sea naturales porque detectamos que por ejemplo, que en la escollera colocaron pastos artificiales que no hacen juego con las cosas naturales que se tiene en playa Miramar”, aseveró.

El Malecón, uno de los espacios de reciente rehabilitación, recibe el mayor número de visitantes cada año, atrae a este lugar la presencia de los mapaches, ahora se escucha decir entre los asistentes, “donde están esos animales que tanto se mencionan porque ya los quiero conocer”.

Simplemente caminar y dar un paseo bajo los intensos rayos de sol hacia la punta de la escollera donde la historia de Madero guarda en sus líneas, la forma en que fueron arrojadas al mar las cenizas del ex líder petrolero Joaquín Hernández Galicia “La Quina”.

“En este lugar se han vivido diferentes historias, por ejemplo, se recuerda por todos los maderenses, un hecho histórico dónde la familia de la “Quina” ex líder de los petroleros, decidió cumplir su deseo al morir, arrojando las cenizas entre las cálidas aguas de Miramar y esa presencia de especies como los mapaches que son esperados por los niños y sus padres para tomarse la foto del recuerdo”.

Y aunque se tiene alumbrado público sobre el boulevard costero, así como la escollera y demás áreas de esparcimiento, las jóvenes que llegaron desde la Ciudad de México, señalan que sería importante que instalaran más lámparas que mantengan mejor iluminado el máximo paseo sobre todo durante la noche, a fin de sentirse con la tranquilidad de mantener su estancia en horarios nocturnos.