Por qué uno triunfa y casi todos fracasan

La verdadera silvicultura exige ver a los bosques como un sustento a largo plazo, lo que significa que se debe cuidar su permanencia.

Guadalajara

Donde Nuevo San Juan Parangaricutiro tuvo éxito, decenas, cientos, miles de ejidos, comunidades y pequeñas propiedades de México han fracasado. ¿Cuál es el secreto?

“Es una pregunta que siempre nos hacen, y no es algo cabalístico, no hay una receta secreta; es una situación que tiene que ver con los valores y principios de una comunidad, de una organización; las comunidades indígenas estamos muy vinculadas a la naturaleza, y todo lo que son nuestros recursos naturales son parte de nuestra cultura, y eso nos favorece porque no lo sentimos parte de nosotros, sino que somos parte de ellos como humanos”, explica el responsable de coordinación de industria y certificación de los aprovechamientos forestales, Héctor Andrés Anguiano Cuara.

- Es decir, ustedes tienen un deber.

- Exactamente, sabemos que esos recursos nos van a dar, pero siempre que nosotros los cuidemos, los conservemos, favoreciendo que se mantengan […] debemos entender que puede ser nuestra forma de vida, nuestro alimento de todos los días; eso creo que muchas personas lo ven, pero lo ven para el valor presente nomás, y una de las partes importantes es que se entienda que es algo que debe subsistir a nuestras vidas, para hijos, nietos; si sólo se entiende como algo de pesos, no puede durar.

- El desafío es aún mayor en tiempos de cambio climático.

- Ha habido diferentes universidades que se han interesado en ese tipo de estudios con visión de cambio climático en los predios de la comunidad, ya se iniciaron con algunos hace unos meses, definitivamente es algo que se identifico ya por parte de los comuneros, esperamos tener resultados muy pronto porque habrá que tomar decisiones también.

- Ahora, hay conservación a nivel de sus predios, pero están inmersos en una región que se deforesta y se destruye…

- Eso es algo que se evaluó ya, porque las comunidades vecinas que se acabaron sus bosques, han buscado meterse a nuestros predios para seguir teniendo el sustento, y ese fue problema de bastantes años; afortunadamente ahora hay convenios, y estamos armando propuestas para trabajar un proyecto regional para extender el cuidado y la conservación: a mi me interesa estar bien , pero para que yo esté bien, tú también debes estar bien, entonces vamos trabajando en conjunto, y déjame apoyarte en lo que yo pueda, guiarte y encaminarte, de tal manera que yo pueda dejar de preocuparme por lo que pasa a fuera.