4 de cada 10 abandonan sus tratamientos de infertilidad

El desapego es provocado por problemas económicos, el estrés de las terapias médicas y el impacto psicológico que arrastran al no poder concebir un hijo.
El tiempo en que una pareja debe intentar un embarazo es variable en función del problema
El tiempo en que una pareja debe intentar un embarazo es variable en función del problema (Milenio)

Guadalajara

El estilo de vida ha llevado a muchas parejas a postergar el momento de ser padres, un factor que está relacionado al incremento de problemas de infertilidad, no sólo en México, sino en el mundo. Sin embargo, someterse a una terapia para revertir los resulta toda una odisea, la cual genera mucho estrés y ansiedad.

 

“Si aproximadamente teníamos 15 a 20 por ciento de parejas afectadas con este problema, ahora con los cambios sociales y costumbres que han venido a modificar el estilo de vida, esto se incrementa un poco más: a un 23 por ciento”, advierte el director Regional de la Red Latinoamericana de Reproducción Asistida (Redlara), Carlos Gerardo Salazar López Ortiz.

 

En entrevista con MILENIO JALISCO, el especialista señala que en México se ha desarrollado una medicina de vanguardia, donde las técnicas quirúrgicas y protocolos de manejo han cambiado, lo cual se traduce en un mejor pronóstico para quienes se someten a técnicas de reproducción asistida (TRA). Aún así, el impacto psicológico es muy grande y hasta 40 por ciento de las parejas abandonan el tratamiento.

 

“La tasa de abandono global se calcula en 40 por ciento, tanto por factores emocionales como por factores económicos”, indica el médico.    

El estrés y la ansiedad no son la causa directa de la infertilidad “pero el impacto emocional sí participa de manera importante para que la tasa de abandono en este tipo de tratamientos se pueda dar”, subraya, por lo que el acompañamiento psicológico forma parte de los protocolos actuales.

 

“Es importante platicar con la pareja, que se informen y tengan conocimiento amplio de lo que están buscando para que puedan decidir de manera correcta, sin minimizar este tipo de factores”, sostiene. Por otra parte la evaluación psicológica permite saber cómo están ubicados en el terreno afectivo, el hombre y la mujer, y poder apoyarlos.

 

Explica que una pareja con problemas de infertilidad ha tratado por un año o más el intento de embarazo. Después pasan por varios médicos, visitan diferentes clínicas, comienza un desgaste global, tanto físico y emocional, como económico, ya que todos los protocolos y tratamientos son costosos e implican un esfuerzo adicional que ambos tienen que hacer para lograr un embarazo”.

 

El número de tratamientos y el tiempo en que una pareja debe intentar un embarazo es variable en función del problema que presenta. Una vez identificado, se exponen las opciones que puede tener. “En realidad el número de veces que puede someterse a una TRA es ilimitado, el asunto aquí es el factor económico, porque son costosos y la mayoría de las veces son las parejas las que solventan los gastos por su propia cuenta, y muchas veces no les alcanza su presupuesto para poder llegar a su objetivo”, admite.

 

El director de Redlara señala que algunas asociaciones e instituciones gubernamentales tienen programas de apoyo para algunos tratamientos de fertilidad pero operan bajo criterios muy estrictos, de tal forma que no están al alcance de todas las parejas que presentan esta problemática.

 

Salazar López Ortiz detalla que la dificultad de concebir es un trastorno del sistema reproductivo en el que intervienen muchos factores. Se estima que en 40 por ciento de los casos obedece a problemas en los varones; en otro 40 por ciento a problemas en las mujeres y en el 20 por ciento restante se debe a una causa desconocida. Si bien, puede presentarse en ambos miembros de la pareja, de ahí que los porcentajes sean sólo estimaciones, acota.

La infertilidad se define como la incapacidad de lograr un embarazo después de 12 meses o más de mantener relaciones sexuales sin ninguna protección en mujeres menores de 35 años. Sin embargo, el entrevistado recomienda no esperar a que transcurra este lapso si la mujer supera esta edad, tiene o tuvo algún problema de salud en sus órganos reproductivos.

 

El entrevistado destaca que el porcentaje de éxito de parejas que logran resolver el problema de infertilidad es de 40 por ciento. “Eso quiere decir que cuatro de diez parejas que acuden a las clínicas de reproducción consiguen tener un bebé en casa”.

 

Los efectos

 

La dificultad de concebir y los tratamientos de infertilidad suelen generar estrés, ansiedad y angustia

 

Conllevan desgaste físico, emocional y económico. Múltiples citas médicas y molestias. El tratamiento es costoso

 

Es aconsejable el acompañamiento psicológico para evitar mayor ansiedad en la búsqueda del embarazo, ideas pesimistas, aislamiento social y pérdida de interés en las actividades cotidianas

 

Un intento estándar de fertilización in vitro requiere que la mujer se aplique de 9 a 12 días, inyecciones diarias para estimular la producción de óvulos

 

Hoy se ofrece un tratamiento en México para la estimulación ovárica de dosis simplificada, que reduce de siete a una el número de inyecciones por semana y ofrece mayor apego a esta terapia