Roncar, un verdadero problema de salud

Tres de cada diez adultos padecen roncopatía, lo que afecta su calidad de vida y frecuentemente de quien duerme a lado.
La roncopatía produce cansancio, irritabilidad, falta de concentración, somnolencia y repercusiones en la funcionalidad del paciente
La roncopatía produce cansancio, irritabilidad, falta de concentración, somnolencia y repercusiones en la funcionalidad del paciente (Especial)

Guadalajara

Los ronquidos del león, el oso invernando y otros personajes de caricatura parecen graciosos, síntoma de un sueño reparador y profundo. Entre las personas de carne y hueso dejan de ser graciosos cuando no dejan dormir. Roncar es un verdadero problema de salud, que afecta la calidad de vida de quien lo sufre y, frecuentemente, también de quien duerme a lado.

La roncopatía es un trastorno respiratorio en el que se emitan sonidos cuando se duerme, producto de la obstrucción del paso del aire que choca contra la campanilla. En México y el mundo la literatura médica reporta que alrededor del 34 por ciento de adultos roncan, es decir tres de cada diez. Y 19 por ciento ronca de manera habitual, es decir más de cuatro veces por semana, indicó Marisela Durán Gutiérrez, médica adscrita a la Clínica del Sueño del Hospital Civil de Guadalajara “Fray Antonio Alcalde”.

“Es un problema de salud porque tiene repercusiones en el sueño… Lo que preocupa con los roncadores es que esto va asociado al síndrome de apnea del sueño, un trastorno en el que la persona deja de respirar y cuando hay un colapso de la vía aérea y el organismo hace el esfuerzo por respirar se emite el sonido muy fuerte del ronquido. De hecho la prevalencia de la roncopatía y la apnea es mayor en los hombres, dos a uno frente a mujeres… Muy probablemente, según estudios epidemiológicos, veremos un aumento de casos en los próximo años, porque la roncopatía va ligada a la obesidad, hernia hiatal y a otras enfermedades también”, comentó.

Los niños también pueden presentar roncopatía y apnea del sueño, por lo general debido a amígdalas gigantes o problemas de adenoides.

Hay características anatómicas que pueden hacer que se ronque de forma habitual: un tabique nasal desviado unas amígdalas muy grandes, alguna situación obstructiva a nivel de nariz, orofaringe, algo que impida el paso del aire, que igual ameritan evaluarse.

La roncopatía produce cansancio, irritabilidad, falta de concentración, somnolencia y otras repercusiones en la funcionalidad del paciente, apuntó la entrevistada. Con apnea del sueño, se afecta además la oxigenación y se altera la relación de este gas con el bióxido de carbono que se emite al exhalar. Algunas personas dejan de respirar unos segundos, y en los casos severos más de un minuto. Varias fuentes, señaló la doctora, advierten sobre el riesgo de sufrir disneas cardiacas o hipertensión arterial por apnea del sueño.

La forma más grave de roncopatía es el síndrome de Pickwick, cuando aparecen afectaciones cardiacas.

Ciertamente es común que la pareja del roncador sea quien suplique por atención médica, porque los ronquidos les despiertan, o porque pasan la noche en vela pensando en que el afectado va a ahogarse. Por otra parte, el ronquido puede despertar a la misma persona que lo produce o padecer “micro despertamientos” a lo largo de una noche, lo que redunda en un sueño nada reparador.

El consumo excesivo de alcohol y de cenas pesadas también provoca la obstrucción de las vías respiratorias y por consiguiente los ronquidos.

El tratamiento


Hay diferentes intervenciones para la roncopatía. Lo que se recomienda es una revisión amplia por parte del otorrinolaringólogo con una exploración de la nariz y faringe. Si es el caso de apnea, se pueden realizar estudios de alta tecnología como la polisomnografía nocturna y los que se realizan en un laboratorio de sueño para monitorear toda una noche al paciente. “El sueño es medible, el ronquido es medible, lo podemos cuantificar y estratificarlo, ver cuánto tiempo deja de respirar, cuántos episodios por hora y con ello establecemos un diagnóstico”, explicó la doctora.

En algunos casos el paciente sólo va requerir de una cirugía menor para corregir los problemas anatómicos de tabique nasal, cornetes o amígdalas crecidas. Otras veces bastará el uso de un dispositivo (hay varios tipos en el mercado) los cuales producen una presión de aire continuo. “Lo que necesitamos es abrir una férula de aire. Abres la vía aérea, quitas la obstrucción para que el paciente respire… para eso se requiere la valoración”, aconsejó, tras animar a tratarse para gozar en verdad de un sueño reparador.


Claves


La roncopatía
Es un trastorno respiratorio en el que se emitan sonidos cuando se duerme, producto de la obstrucción del paso del aire

34% de los mexicanos adultos padece ronca

19% de los mexicanos adultos ronca de forma habitual (más de cuatro veces por semana)

10% de los varones padece síndrome de apnea del sueño y 5 por ciento de las mujeres, después de los 70 años puede alcanzar el 70%

2 a 1 es la relación de hombres que roncan por cada mujer

Hay grados de roncopatía: menor cuando afecta el sueño, produce dolor de cabeza, somnolencia y cansancio durante el día; severa cuando se suma el síndrome de apnea del sueño y grave (síndrome de Pickwick) cuando aparecen afectaciones cardiacas.

La polisomnografía es el estudio de monitoreo del sueño, la respiración y los ronquidos

Prevenir


No tomar café ni bebidas con cafeína antes de dormir
Limitar el consumo de bebidas alcohólicas
Evitar cenas abundantes
Utilizar ropa holgada para dormir
Eliminar el tabaquismo
Atender la obesidad
Hacer ejercicio
Mantener hábitos de sueño saludable