Cancelar trasvase, recomendación principal no atendida por estado

Poco avanzan las gestiones ante ejecutivo y diputados, que parece administrar el conflicto por el río Verde.
Habitantes de la región se manifiestan contra el trasvase a León
Habitantes de la región se manifiestan contra el trasvase a León (Especial)

Guadalajara

El Observatorio Ciudadano para la Gestión Integral del Agua de Jalisco, instancia creada hace tres años por un acuerdo del Ejecutivo de Jalisco, insiste en tres puntos esenciales respecto al tema del río Verde: la necesidad de cancelar de inmediato el trasvase de agua a la ciudad de León, la urgencia de que el ordenamiento de la región alteña sea hídrico, y el respeto a su institucionalidad, pues a juicio de ese órgano, fue vulnerada por la decisión del gobernador de incorporar a la Unops (Agencia de Naciones Unidas de Servicios para Proyectos) como “tercería” cuando el propio observatorio es la instancia formal de recomendaciones vinculantes.

“No existen las condiciones hidrológicas actuales, ni a futuro, para que se haga un trasvase entre cuencas. De realizarse lo anterior se generarán impactos sociales, económicos y ambientales negativos irrecuperables. En razón de lo anterior este Observatorio recomienda al Gobierno del Estado en la persona del Ejecutivo, así como al Congreso del Estado de Jalisco para que haga las gestiones necesarias ante las autoridades Federales correspondientes para que no se realice trasvase de agua alguno entre cuencas en razón de la alta fragilidad y vulnerabilidad hídrica de la región de Los Altos”, señala su principal y más polémica recomendación.

Señala, en una misiva no atendida completamente por el Congreso (de fecha 11 de marzo de 2016), “que es indispensable que el H. Congreso del Estado y las fuerzas políticas representadas en él, así como el Gobierno del Estado de Jalisco, fijen su postura pública de política hídrica, que incluya el principio precautorio ante el cambio climático, determinar y respetar un caudal ecológico, así como la forma en que se administrará gestión de oferta, gestión de demanda, sustentabilidad o gestión integral del agua y cuidará la distribución de agua para evitar que la región de Los Altos de Jalisco usos agropecuario y público urbano pueda ser afectada por la escasez y mala calidad del agua ; incorporando la forma en que se gestionará el agua desde la perspectiva ecosistémica y no solo centrada en la obra hidráulica como solución única”.

En el mismo texto destaca “el Ordenamiento Hídrico como criterio preponderante del Ordenamiento Ecológico territorial es una concepción de desarrollo armónico, geográficamente equilibrado y desconcentrado, es una manera de hacer más eficiente la oferta territorial a la recepción del gasto del Estado y de la inversión privada para el beneficio social. Implica un diálogo permanente entre la administración pública y la sociedad. Es colocar cada cosa en su lugar”.

“En virtud de ser una herramienta de planeación prioritaria para el desarrollo sustentable de las regiones de los Altos, Sur y Norte, así como una contribución importante para el desarrollo de la Zona Metropolitana de Guadalajara en materia de gestión integral del agua dadas las condiciones actuales, este Observatorio recomienda al Ejecutivo del estado de Jalisco así como al Congreso del estado de Jalisco a que lleven a cabo las gestiones necesarias para realizar el pedimento a la Semarnat [Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, federal) de la realización de un ordenamiento hidrico de la cuenca del Río Verde y su área de influencia en escala 1:50,000 hectáreas conforme a la metodología para la elaboración del Ordenamiento Ecológico del Territorio (OET], con la participación de dependencias del gobierno del estado de Jalisco, los municipios correspondientes, las entidades productivas y organizaciones sociales vinculadas con el territorio en la mencionada cuenca y su área de influencia, de forma inmediata y previa a la continuación de los trabajos constructivos y de operación del Proyecto de la Presa El Zapotillo”.

SRN