Transportistas demandan pago a la empresa ACS

Se cumplieron tres meses en los que la empresa les ha retenido a 160 concesionarios el porcentaje que les corresponde del cobro realizado con la tarjeta.
Señalan represalias por no usar el servicio de prepago.
Señalan represalias por no usar el servicio de prepago. (Milenio Digital/Archivo.)

Torreón, Coahuila

Transportistas de camiones urbanos de Torreón acudieron a la alcaldía para solicitar que el ayuntamiento interfiera ante la empresa ACS, que instaló el sistema de prepago en las unidades, pues afirman que se cumplieron tres meses en los que la empresa les ha retenido a 160 concesionarios el porcentaje que les corresponde del cobro realizado con la tarjeta.

La empresa retiene el recurso en represalia, porque cerca de 200 de transportistas han dejado de usar el sistema de prepago, afirmó Roberto Cerna, concesionario integrante del Comité Técnico de Transporte.

A decir del transportista, la empresa pretende que la Dirección de Transporte y el ayuntamiento interfieran, obligando a los incumplidos a usar el sistema de prepago y a liquidar el adeudo que mantienen de 30 millones de pesos por la omisión del uso de la tarjeta.

La empresa que instaló el sistema de prepago, ha retenido el pago a 160 concesionarios.

"Tenemos muchos compañeros que no usan el sistema de manera correcta y día con día están generan un adeudo con la empresa que ya llega a los 30 millones de pesos. En represalia, argumentando que no tiene el flujo económico suficiente, ACS dejó de pagar a los que sí cumplimos".

Destacó que el ayuntamiento debe interferir, dado que forma parte del fideicomiso y del convenio de modernización del transporte, mediante el que se instaló el sistema de prepago en la pasada administración municipal.

La empresa pretende que el municipio respalde el subastar las concesiones de los incumplidos, según establece el convenio de modernización de transporte, lo que deberá ser avalado por el Cabildo.

Comentó que ante la negativa de la empresa a liquidarles el adeudo y de no interferir el ayuntamiento, los cumplidos retirarán los equipos de sus unidades y demandarán a la compañía por retenerles el monto.

Han detenido el pago en represalia, porque 200 transportistas han dejado de usar el sistema.

Hay transportistas que al tener una sola concesión deben hasta 350 mil pesos a la empresa, por lo que ACS ya inició acciones de tipo civil y mercantil en contra de los deudores, agregó Roberto Cerna.

Por su parte, ACS argumenta que la dirección de Transporte no ha vigilado que las unidades hagan uso del sistema, ya que hay transportistas que no lo utilizan desde que inició la actual administración.

Cabe señalar que los transportistas no fueron atenidos en el ayuntamiento y se les programó una cita para la próxima semana.