Plantean bajar tarifas y eliminar tarjeta Feria

Activistas se reúnen en la explanada de Colegio Civil para hacer propuestas en materia de transporte.

Monterrey

Eliminar la tarjeta Feria y bajar la tarifa del transporte público, fueron reconocidas como las dos premisas en las cuales el movimiento No Tenemos Feria trabajará en los próximos días.

Durante una asamblea realizada en la explanada de Colegio Civil, los integrantes del movimiento aprobaron por unanimidad realizar una manifestación político-cultural en contra de las tarifas del transporte.

Suprimir el uso de la tarjeta Feria, así como bajar las tarifas a cinco y siete pesos, para preferencial y ordinario, respectivamente, fueron tomadas en cuenta por mayoría económica como los principales planteamientos avalados por la asamblea de la organización civil.

La propuesta es para que se cobre esta cantidad en los camiones, tanto del área metropolitana, como los de la zona de la periferia.

A la reunión, a la que acudieron alrededor de 50 personas, se llegó también al acuerdo de realizar una protesta con un estilo cultural.

Reportes de algunos integrantes dieron a conocer que la protesta político-cultural será apoyada por la comunidad artística de la escuela Adolfo Prieto, quienes a finales del pasado mes de enero lograron dar reversa a la reubicación de su recinto artístico.

A reserva de algún cambio en la próxima asamblea de la organización que será el próximo domingo 16 de febrero en la Alameda del centro de Monterrey, el movimiento civil dio a conocer que realizarán la protesta el 23 de febrero a las 15:00.

Según informes de los integrantes de No Tenemos Feria, el recorrido partirá de Colegio Civil, seguirá por la avenida Benito Juárez rumbo a Ocampo, bajará hasta la calle Washington y llegará nuevamente al lugar de donde saldría el colectivo.

Otras de las propuestas llevadas a la mesa de la asamblea fueron fijar las tarifas del transporte al 10 por ciento del salario mínimo, sin embargo, la opción no tuvo aceptación debido a que la tarifa podría quedar en 6.73 pesos lo que no permitiría un cobro exacto al usuario por parte de los choferes.

“Mejor les damos de comer a los choferes que al pinche dueño de los transportes, porque vemos la pinche mala calidad de camiones, se supone que tú pasas la tarjeta Feria, y si no pita, tienes gratis el camión, y he visto que hay gente que la bajan.

“Así que mejor le damos de comer al chofer y regresamos al pago en efectivo. Volvamos a darle de comer a los choferes que a la bola de rateros”, señaló un integrante de la asamblea al micrófono, a lo que el grupo de manifestantes reaccionó de forma favorable.

“Compas, nada más para recordar algo como el carácter fundamental de lo que nos impulsa a estar aquí buscando esta construcción de acuerdos: los empresarios nunca pierden, los empresarios no pierden, la gente que estamos perdiendo somos el pueblo y los trabajadores de ellos, que son los choferes”, añadió otra asistente.

A finales de diciembre de 2013, las autoridades estatales dieron a conocer que a partir del primero de enero de 2014, la tarifa del transporte en efectivo tendría un alza de diez a 12 pesos, lo que generó descontento en los usuarios.

En tanto, el resto de las unidades de transporte tendrán durante el año un incremento mensual a la tarifa de entre dos y cinco centavos.