Pasar por México es un gran riesgo

Integrantes de la Caravana del Migrante indicaron que el diálogo con Rubén Moreira permitió dar a conocer a los coahuilenses los abusos a los que se ven sujetos.
La caravana cuenta con la presencia de 90 mujeres y 15 niños.
La caravana cuenta con la presencia de 90 mujeres y 15 niños. (Raúl Coronado Garcés)
Jaime Rosales, migrante hondureño, indicó que el diálogo con Moreira fue para denunciar extorsiones. (Ana Núñez)

Saltillo, Coahuila

Durante la reunión con la Caravana del Migrante e integrantes de la Diócesis de Saltillo, el gobernador de Coahuila, Rubén Moreira Valdez pidió disculpas por el maltrato que sufren en su tránsito por la entidad, tras lo que reiteró que brindará todo el apoyo que necesiten para evitar estos hechos.

El mandatario dijo que la sociedad debe entender el trayecto que hace el migrante por el país y aseguró que se buscará que en Coahuila se pueda generar una riqueza cultural para buscar una aceptación hacia los viajeros y de esta forma, erradicar la criminalización que persiste contra estos.

Por su parte el obispo Raúl Vera, hizo hincapié en que urge el libre tránsito para este sector de la población por el territorio nacional, el cual continúa viéndose expuesto a diversas violaciones en sus derechos humanos, cuando busca evadir a las autoridades para seguir su camino a la Unión Americana.

Se buscará que en Coahuila se pueda generar una riqueza cultural para buscar una aceptación hacia los viajeros.

En representación de la caravana, Aura Aguirre, originaria de Guatemala, destacó la presencia de 90 mujeres y 15 niños, declaró que para los migrantes el trayecto es muy riesgoso, debido a que se enfrentan a violaciones, intimidaciones y robos.

Por tal razón, pidió a la ciudadanía que los dejen transitar libremente y enfatizó que no son delincuentes, sino que sólo desean llegar a la Unión Americana para buscar un mejor nivel de vida.

También Jaime Rosales, migrante hondureño que apoya la Caravana, conformada por alrededor de mil migrantes, indicó que el diálogo con Rubén Moreira, sirvió para denunciar las extorsiones de parte de las autoridades de los tres órdenes de gobierno y solicitar seguridad en su tránsito por la entidad.

Asimismo, expresó que una vez llegando a Reynosa, Tamaulipas, cada migrante tomará su camino. “Algunos regresarán a sus países de origen y otros insistirán en llegar a Estados Unidos”.