Revisan pendientes en materia de Procuración de Justicia

Roberto Flores, encargado de la mesa, y el procurador Javier Flores Saldívar, indicaron que el objetivo es conocer la estructura de esta dependencia donde actualmente trabajan unas 4 mil personas.

Monterrey

Pendientes de infraestructura, capacitación e incluso algunas reformas de ley, fueron los temas a tratar durante la primera reunión entre el equipo de transición y la Procuraduría de Justicia.

El primer acercamiento entre el equipo de transición y el actual gobierno en materia de Procuración de Justicia se llevó a cabo a puerta cerrada para los medios de comunicación, pero con trasmisión en vivo por las redes sociales.

En sólo 47 minutos, el equipo que encabeza el procurador General de Justicia del Estado, Javier Flores Saldívar explicó a Roberto Flores, coordinador del gobierno entrante en este tema, la estructura y organigrama de la dependencia.

La trasmisión mediante la aplicación Periscope.TV, en la que los ciudadanos pudieron tener acceso a la información da cuenta que:

Son aproximadamente 3 mil 931 empleados los que laboran en la PGJE, de los cuales la mayoría son de confianza y sólo una pequeña parte están sindicalizados. El presupuesto de recursos humanos es de 87 millones mensuales. En 2015 esta dependencia ejercerá más de 2 mil 279 millones pesos.

Entre los pendientes en materia legislativa que deja la Procuraduría se encuentra una reforma al delito de chantaje, ya que según explicó Flores Saldívar, en ocasiones se encontraban a delincuentes en flagrancia cometiendo este delito, sin embargo, la denuncia debe ser presentada a instancia de parte.

"Hace unos meses presentamos una iniciativa que tiene que ver directamente con el cobro de piso por delincuencia organizada, y ese es el único pendiente que tenemos ahorita en el Congreso", señaló el procurador.

En relación a los proyectos en marcha se encuentran el Instituto de Formación Profesional, el Palacio de Justicia de Monterrey, en el que se invierten recursos federales y estatales para su remodelación, y la fecha aproximada de entrega es durante el mes de septiembre.

Además se encuentra el espacio dirigido al sistema Penal Acusatorio en los municipios de Juárez y Santa Catarina, así como el destacamento de Montemorelos y unidades en San Nicolás, Escobedo y García.

Durante la rueda de prensa, el procurador dio a conocer que debido a las exigencias del nuevo sistema de Justicia Penal Acusatorio, el área de Servicios Parciales había registrado un incremento de casi 600 por ciento en su personal, por lo cual, se hace necesario un nuevo espacio.

Además de que falta un área adecuada para el departamento de Medicina Forense y un deposito de cuerpos no identificados, y se busca que este proyecto pudiera ser autofinanciable.

El edificio en materia de Justicia para Adolescentes ya no reúne las condiciones para operar, así como en materia de secuestros y la necesidad de una unidad especial de robo de vehículos en la zona de San Nicolás de los Garza.

Dio a conocer que entre los procesos pendientes de implementar se encuentra el de protección de testigos; además de tener centros de periciales regionales, para evitar traslados.

Al final de la reunión, Javier Flores y Roberto Flores contestaron algunas preguntas en relación a los temas tratados durante la sesión, y enfatizaron que cuando existan algunos datos personales o de relevancia para las averiguaciones, estos se mantendrán en reserva para no perjudicar la acción de la justicia.

El coordinador de la transición en tema de Procuración de Justicia manifestó su sorpresa ante la cantidad de empleados que tiene esta dependencia y su crecimiento durante esta administración, sin embargo descartó recortes hasta no tener una evaluación precisa de las funciones de cada uno.

Reiteró las palabras del gobernador electo, Jaime Rodríguez Calderón, al señalar que todas las personas que sean necesarias en sus puestos, seguirán en ellos.