CRÓNICA | POR SANDRA SOSA

Señora chapolea por más de 4 horas pese a fuertes rayos del sol

Corta el pasto con un machete y barre calles para ganarse unos cuantos pesos.

Ni el calor, ni el ser mujer, detiene a Martha Alicia en su labor.
Ni el calor, ni el ser mujer, detiene a Martha Alicia en su labor. (Cortesía)

Tampico

A temprana hora, sin importar los intensos rayos del sol Martha Alicia Luna, empuña su machete; su labor consiste en cortar el pasto y barrer las calles de Tampico.

A sus 49 años no ha logrado encontrar otra oportunidad de trabajo que le permita llevar el sustento familiar.

El empleo temporal, viene a sufragar algunos gastos, sin embargo el extremo calor resulta sofocante y extenuante; aún así, la mujer se mantiene firme en su tarea de chapolear motivada en obtener el recurso económico que coadyuve con los gastos de la casa.

El ser mujer, no impide que Martha tome un machete y durante una jornada de más de 4 horas diarias, cumpla con el único empleo que le reditúa una ganancia económica y ayudarle a su esposo que solo se ocupa de manera ocasional.

Desde hace años, trabajan entre la maleza y durante este tiempo ha dejado calles limpias, libres de maleza, son de las únicas mujeres que realizan todas las actividades de este oficio y trabajan con el entusiasmo de una jovencita que no ve diferencias o críticas por ser mujeres.

"He trabajado en esto de chapolear porque no hay más oportunidades de empleo, sobre todo porque somos mujeres adultas y ya no nos dan trabajo en otros lugares, no importa que los intensos rayos solares sí que son insoportables, pero por eso me pongo una gorrita y una camisa de manga larga", refirió.

Refiere que es un trabajo duro, su labor comprende desde limpiar y barrer, hasta terminar cortando el pasto donde sea necesario, para ello, saca filo suficiente a su machete y participa de manera conjunta con un grupo de hombres que trabajan con ellas.

"Obviamente los hombres tienen más fuerza que nosotras, colaboramos en parejas en algunas actividades como jalar la carretilla, porque sí que están muy pesadas", dijo.

Agitada por el arduo trabajo, con sudor en la cara y un semblante sediento, la mujer de 49 años, agradece la oportunidad de empleo, sin importar poner en riesgo su salud, ya que las altas temperaturas que se registran en la zona, ha representado problemas de salud entre las personas, sobre todo de quienes realizan tareas al aire libre y con problemas de diabetes e hipertensión.

Martha, dice que aman su trabajo, pero lamentan que el sueldo sea muy bajo, pues su percepción mensual es de 2 mil 400 pesos.

Para evitar los daños del sol a las personas que trabajan, los expertos recomiendan: Reducir el tiempo de exposición (evitar las horas de mayor insolación o programar pausas de descanso en lugares a la sombra).

No exponer la piel al sol (utilizar ropa de trabajo traspirable y no apretada, pantalón largo y camisas de manga larga, gorra o sombrero y no quitarse la camiseta especialmente en las horas del mediodía).

Utilizar crema solar con factor de protección igual o superior a quince. Diferentes dependencias públicas han recortado el horario de labores bajo el sol.