Liberan tortugas laúd para abrir temporada

El campamento es el primero que se abre en la costa de Jalisco y tiene un importante componente de ecoturismo y educación ambiental.

Guadalajara

La tortuga laúd es el mayor de los quelonios vivientes. Un nido recuperado en las playas de Mayto, en la Costa Norte de Jalisco, hace 65 días, está en fase de eclosión, lo que llevará a liberar hoy los primeros ejemplares del reptil, que se abrirán paso hacia el mar; los pocos que tengan éxito —la aritmética juega decisivamente en contra—, podrían rebasar en vida adulta media tonelada de peso y dos y medio metros de longitud y retrasar los riesgos de extinción que amenazan a esta emblemática especie marina.

El acto de liberación es la forma en que pretende comenzar actividades de temporada alta el campamento tortuguero de Mayto, uno de los más trabajados de Jalisco, enclavado al norte de la enorme reserva de tortuga marina conocida como playón de Mismaloya. Pero sin contar con una protección jurídica similar a los decretos federales de 1986 que tienen los grandes santuarios tortugueros, Mayto ha detonado un importante proceso por el respaldo histórico de la Universidad de Guadalajara y el compromiso de los habitantes de la zona, que por medio de una asociación civil lograron establecer una unidad de manejo ambiental y vida silvestre (uma), una especie de reserva voluntaria que ha recibido la concesión de la zona federal marítimo terrestre y que se obliga a mantener el campamento.

La obtención de un nido de laúd siempre es motivo de fiesta. “de la **Dermochelys coriacea el ultimo nido colectado fue el 31 de diciembre del 2009 y llevando como registro total en siete temporadas, de 2005 a 2012, tan sólo 12 nidos protegidos de esta especie”, señala un informe estadístico de la comunidad. El trabajo de recuperación corrió hace 65 días a cargo de los biólogos Israel Llamas González y Mitzi Nuñez Solano.

Mayto es el primero de los 17 campamentos de la costa de Jalisco que abre temporada, dado que tiene una fuerte vocación para el ecoturismo. La alianza con la preparatoria regional de Puerto Vallarta le permitió establecer importante infraestructura en la zona federal y se reciben periódicamente a decenas de turistas, lo cual se acrecienta en temporada alta, entre julio y octubre. Si bien hay ahora un conflicto jurídico con la casa de estudios por la posesión del campamento, éste no ha dejado de operar.

Los objetivos del campamento se establecen claramente en el programa de manejo autorizado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat): “Realizar la protección de las nidadas de tres especies de tortuga marina llevando a cabo su colecta en la playa para realizar su incubación artificial en corrales de anidación bajo protección contra depredadores silvestres y humanos, logrando su exitosa eclosión y eventualmente la liberación de las crías al mar. Conservación de los ecosistemas marinos y de manglar, áreas de influencia en nuestro campamento, llevando a cabo campañas de limpieza y de concientización para su protección y buen uso. Llevar a cabo talleres y cursos de educación ambiental con grupos de estudiantes y jóvenes voluntarios participantes en los trabajos de conservación de la tortuga marina mediante estadías de fin de semana en nuestro campamento”, entre los principales.

El acto de apertura es esta mañana. Los organizadores esperan que la liberación de laúd sea un buen símbolo de arranque para una temporada fructífera.

La colecta

 

Apuntes de los biólogos sobre la recuperación del nido de laúd, en febrero pasado:

 

La longitud del sitio de anidación tenía más de 30 metros de largo por 4 m de ancho; la nidada se depositó a casi a un metro de profundidad

 

Se usaron palas para la excavación; “fue necesario remover gran cantidad de arena de la superficie, que la misma tortuga depositó con sus aletas delanteras al avanzar después de tapar su nido”

 

Cada huevo de una tortuga laúd tiene el tamaño similar a una bola de billar. Los huevos extraídos fueron colocados en el nido artificial dentro del corral de incubación con las mismas características del nido original

 

A Mayto llegan sobre todo tortugas golfinas, y en menor número prietas; la laúd es un visitante excepcional

 

Por temporada se colectan de mil a 1,300 nidos, en su mayor parte, de tortugas golfinas

 

Uno de los objetivos del campamento es “generar información y bases científicas que fundamenten nuevas técnicas y modelos de conservación de tortugas marinas en los campamentos de la zona Pacifico Central”