Doble revés legal ampara a torres; SP retira clausuras

Por orden judicial, municipio levanta clausuras en dos torres de la Loma Larga y el de la torre Serena.

San Pedro Garza García

La novela entre desarrolladores favorecidos por jueces no parece tener fin en San Pedro.

Las clausuras temporales de la construcción irregular de dos torres que devastaron el cerro de la Loma Larga, y de la torre Serena –cuyas licencias fueron revocadas por el Cabildo–, fueron levantadas por una orden judicial.

Los vecinos de la cabecera municipal y el municipio de San Pedro recibieron casi en forma simultánea un revés legal luego de que dos jueces ampararon a ambos desarrolladores, ordenando así a la Secretaría de Ordenamiento y Desarrollo Urbano municipal quitar los sellos de suspensión temporal.

 

Torres en cerro

En el caso de la colonia de Fuentes del Valle, los desarrolladores promovieron un amparo, por lo que el juez primero de distrito concedió una suspensión provisional. 

Según información recabada por MILENIO Monterrey, el procedimiento sigue y se espera que el juez conceda la razón al municipio.

Por ello, inspectores y el jurídico de la Secretaría de Ordenamiento y Desarrollo Urbano realizaron una visita a la obra con topografía del municipio y se les impidió el acceso al lugar.

Sin embargo, durante un recorrido por la zona, tres camiones de volteo cargaban toneladas de escombro y tierra por parte de una retroexcavadora.

El 7 de enero pasado, el municipio de San Pedro frenó la devastación de la falda sur del cerro de la Loma Larga, frente a Fuentes del Valle, al suspender temporalmente la excavación, cortes de la colina y edificación presuntamente irregulares de dos torres de 136 penthouses de hasta 23 pisos y 357 cajones de estacionamiento, que impulsa la firma Grupo Integra México, SA de CV, representado por Federico Othón Zambrano Salas.

Sin embargo, días después, el municipio de San Pedro reimpuso sellos de clausura de  construcción y detuvo a un trabajador de la constructora por violar los sellos de suspensión, lo cual podría derivar en consecuencias penales.

Caso Serena
Del caso de la torre de departamentos Serena Green Living, ubicada en plena cabecera municipal, la Secretaría de Ordenamiento y Desarrollo Urbano dio cumplimiento a la orden del juez segundo de distrito en Materia Administrativa, por lo que inspectores de la dependencia acudieron a levantar los sellos. 

El fallo de parte del juzgado fue atribuido porque los vecinos afectados con la edificación ilegal  no pudieron cubrir  una fianza por un monto de cinco millones de pesos en garantía por los daños que pudieran tener los desarrolladores al tener suspendida la construcción. 

El pasado 1 de diciembre y por  tercera ocasión, el municipio de San Pedro  suspendió a los desarrolladores identificados como Dazina, SA de CV, e Inmobiliaria Focusi, que edifica una torre de 13 niveles de 55 departamentos y 226 cajones de estacionamiento sin permisos de construcción en las calles de Porfirio Díaz 815 y Matamoros, sector Los Callejones. 

En esa ocasión, al quedar sin efectos la suspensión otorgada por la Primera Sala Ordinaria del Tribunal de Justicia Administrativa del Estado, se le ordenó al municipio la reimposición de listones distintivos de suspensión en los trabajos de construcción e la torre Serena.

Ya en diciembre de 2014, el proyecto fue clausurado por la autoridad sampetrina por no contar con las licencias de construcción.

Pero fue el 27 de octubre pasado, cuando el Cabildo de San Pedro revocó y suprimió las licencias  del proyecto Serena  al acatar el fallo del Primer Tribunal Administrativo del Cuarto Circuito  sustentado en que el desarrollador jamás tomó en cuenta la opinión de los vecinos en la edificación del proyecto y generó el repudio de uno de ellos, Armando Garza Sada, quien promovió el recurso de juicio de amparo.

Tres días después, el municipio volvió a imponer la medida de suspensión en forma temporal al edificio, luego de que trabajadores continuaban en la edificación de la torre de departamentos, pese a la revocación de las licencias de construcción y uso de suelo.

Fue el 17 de diciembre cuando la autoridad municipal levantó por segunda ocasión los sellos de clausura a la torre, por orden de la magistrada Juana María Treviño Torres.