Tanarah, herencia y "experimento": expertos

Ex titular de Desarrollo Urbano, Aldo Decanini, no aplicó normas de Control Urbano, señalan; SP “perdió rumbo y dirección”, opina Jorge Longoria
El municipio de San Pedro inició la demolición del excedente de más de 23 metros de la torre Tanarah.
El municipio de San Pedro inició la demolición del excedente de más de 23 metros de la torre Tanarah. (Carlos Rangel)

Monterrey

El presidente de la Sociedad de Urbanismo en Monterrey, Juan Ignacio Barragán, dio a conocer que el excedente de más de 23 metros en la torre Tanarah fue pasado por alto por la pasada administración de San Pedro Garza García; asimismo, reconoció que el acto de demoler esta irregularidad sienta un precedente para mejorar la ciudad cuando las reglas no se respetan.

“Las normas se tienen que respetar y las administraciones municipales están ahí para hacerlas respetar. Todo esto, desgraciadamente, es una herencia que le cae a esta administración.

“Dicho esto, qué bueno que el alcalde está tomando cartas en el asunto y lo importante es partir de lo más grave a lo menos grave”, dijo.

Barragán, quien fue secretario de Desarrollo Urbano y Ecología en 2003 en San Pedro, señaló que el error de dejar crecer Tanarah irregularmente más de 23 metros fue de la pasada administración, en la que se encontraba Aldo Decanini como titular de Desarrollo Urbano.

Contó que mientras fue funcionario de San Pedro, si alguien construía más allá de lo permitido siempre buscaba detenerse, aún si fueran 40 centímetros.

“El punto de origen (de Tanarah) es una administración que tiene nombre y apellido. Los funcionarios que no implementaron lo que se debía hacer, Aldo Decanini, que no aplicó las normas de Control Urbano”, indicó.

El urbanista señaló que Decanini, por dejar crecer irregularidades, ha tenido procesos en la Contraloría de San Pedro. Por ello, recomendó a la administración continuar los procesos contra funcionarios de pasadas administraciones que han dejado crecer problemáticas en desarrollos.

“Tanto con Decanini como con los demás abajo, el área jurídica, los inspectores, etcétera, porque si no nos estamos dando atole con el dedo. Esto nunca debió haber sucedido”, refirió.

El urbanista comentó que se debe actuar contra los ex responsables porque es un costo que ahora la administración de Ugo Ruiz tiene que gastar en abogados para arreglar el caso.

“Hubo un problema de la Secretaría de Control Urbano y evidentemente hay que ver la responsabilidad que tuvo el alcalde de no controlar esa persona.

“Pero de que no se actuó, no hay la menor duda de que San Pedro tiene los instrumentos para hacerlo, porque si hay un municipio que tiene un departamento estructurado es San Pedro”, apuntó.

Mientras que para el urbanista Jorge Longoria Treviño, el inicio de la demolición podría calificarse como un experimento, al tratar de regular el desorden urbano.

Para el consultor en desarrollo urbano, el Ayuntamiento se ha mantenido a “prueba y error”, al pretender regularizar las deficiencias de administraciones pasadas.

“San Pedro perdió rumbo y dirección. Están a prueba y error tratando de buscar una regularización de las cosas que han hecho.

El pasado viernes, el alcalde Ugo Ruiz Cortés, inició con un marro el derrumbe del excedente en la torre Tanarah.

En su intento de poner orden, agregó Longoria, se han creado cuerpos de análisis para imponer reglas sin sustento técnico o legal, como el caso de la Mesa de Justicia, organismo que ha buscado mediar desarrollos irregulares.

“El alcalde opera bajo sustentos no válidos o no sustentados técnicamente y sus juicios son subjetivos, aquel en el cual depende de muchos factores: como el de ‘si me caes bien’ o ‘si te acercaste en el momento que te dije’”, manifestó.

Tras dejar crecer el embrollo en Desarrollo Urbano, explicó, la administración actual hace pruebas para verificar cómo salir de eso.

“En otros casos han regularizado otros predios de los que hoy dicen esta torre está abusando, esto nos lleva a pensar que el juicio subjetivo que maneja el alcalde es buscar un juicio mediático, no encontraría otra justificación al alcalde”, señaló.

Si bien dijo ser partidario del respeto a las normas y reglamentos, para el caso de torre Tanarah, opinó que lo que busca es llamar la atención de los ciudadanos. 

“Si buscaban los 15 minutos de difusión mediática, lo logró; si lo que busca es regularización y sentar un precedente, creo que escogió el ejemplo equivocado y el momento no oportuno”.