El 35% de las tomas de agua en Parras son clandestinas

El director de Simas en ese municipio, informó que tan sólo se factura el 65 por ciento y el otro restante son usuarios que extraen el recurso de manera ilegal.

Parras de la Fuente, Coahuila

El Simas de Parras de la Fuente ha detectado que alrededor del 35 por ciento de los usuarios se suministran de agua de tomas clandestinas, de acuerdo con Cirilo Rodríguez, director de esta paramunicipal.

Reconoció que en la actualidad se factura sólo el 65 por ciento y el otro restante son usuarios que extraen el agua de manera ilegal; ante la detección del mal uso de este líquido, aseguró que del inicio de la administración a la fecha se han detectado 24 tomas clandestinas y se han sancionado a alrededor de 20 usuarios que han hecho mal uso del recurso.

"La gente prefiere pagar más por un refresco de cola, que sólo dos pesos por tener agua todo el día"

"La gente no entiende por qué no paga dos pesos por tener agua todo el día y prefiere pagar más por comprar un refresco de cola", ejemplificó Cirilo Rodríguez.

Además afirmó que del total de usuarios se tiene un rezago de pago del 60 por ciento, mensualmente se tiene un ingreso de 600 mil pesos, de los cuales 200 mil se pagan a la Comisión Federal de Electricidad, y se tiene que pagar a CONAGUA 300 mil por el permiso de extracción.

En cuanto al mantenimiento del sistema de pozos, líneas, vehículos, sueldo de trabajadores, pilas de energía, se destina un promedio de 300 mil pesos; por lo que se necesita que se regularicen para tener un techo económico mayor.

En la actualidad el SIMAS en Parras tiene contratadas a 55 trabajadores, entre personal administrativo, lecturistas, cuadrillas, entre otras y cuya nómina es de 250 mil pesos.

De igual manera Cirilo Rodríguez señaló que al llegar a la nueva administración, se identificaron muchas necesidades en distintos aspectos, sobre todo el  equipamiento de los pozos, que funcionan día y noche.

"No tenemos faltantes, pero tenemos un problema grande que en Parras, la mayor parte utiliza el agua potable para regar sus nogales, sus plantas y pequeños huertos, de allí que los usuarios deben estar al corriente en los pagos, para tener el respaldo económico y poder dar mantenimiento a la infraestructura", finalizó.