“Para sacarnos de casa nos dejaron un tiradero”

Familia denuncia acoso de constructora por no vender.
La propiedad se ubica en la colonia Del Valle, Benito Juárez.
La propiedad se ubica en la colonia Del Valle, Benito Juárez. (Javier García)

México

En un año, la familia Aranzábal Romero vio cómo el área común del complejo habitacional de Moras 655 se transformó en un depósito de basura, de desechos industriales y de construcción, que ha propiciado el crecimiento de fauna nociva, además de ser usado como una cantina clandestina.

La familia es dueña de la casa D y se negó a vender el lugar donde ha vivido desde hace 30 años a Grupo Adinse. La constructora, según argumenta Fabiola Aranzábal Romero, de 26 años, ofreció 2 millones de pesos, tres veces menos del valor real de la propiedad ubicada en colonia Del Valle, delegación Benito Juárez.

Pero más allá del acuerdo legal, acusa que los trabajadores que ingresan al área común, incluso a las nueve casas que ya fueron compradas por la constructora, violan la ley de condóminos (artículo 16 I, VII y VIII), de uso de suelo y causan daño ambiental.

Todo lo anterior fue denunciado al Instituto de Verificación Administrativa, a la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial, y a la delegación Benito Juárez, sin que hasta ahora se resuelva el problema.

Grupo MILENIO documentó cada una de las denuncias y buscó la postura de la autoridad delegacional y de la constructora, sin respuesta favorable.

Fabiola Aranzábal Romero, como inquilina de ese inmueble, hizo un recorrido en el que se evidencia la acumulación de basura doméstica “que traen los trabajadores”, de cajas de madera, tanques con agua sucia, botes cerrados cuyo contenidos se desconocen, cascajo acumulado en áreas de paso y en los cajones de estacionamiento, cartones de cerveza, comida echada a perder, piezas pesadas de herrería, manufacturas metálicas apiladas, clavos oxidados y fauna nociva.

“Soy dueña de una de las 10 casas. Este era un condominio donde la gente vivía, había niños jugando y ahorita vean, es un basurero. Todo lo hacen para comprarnos la casa lo más barato que ellos puedan, para corrernos literalmente, para que salgamos huyendo. No lo vamos hacer, porque no tenemos adonde irnos, pero tenemos miedo, sobre todo porque hemos recurrido a todas las instancias legales y no pasa nada”.

Fabiola exhibe el oficio PAOT 05-300/300-5622-2015, con fecha de 8 de octubre del año pasado, donde la procuraduría ambiental reporta “incumplimientos en materia de uso de suelo y afectación a áreas verdes”, así como la presencia de residuos sólidos peligroso.

Juan Bautista Martínez, abogado del bufete Experlex, explicó que “se está violando la ley del régimen de poder en condominio para inmuebles en la CdMx, el artículo 16 en particular, dado que las áreas comunes no se usan para lo que están destinadas”.