Denuncian despojo frente a playa en Tenacatita

En presunta violación de una suspensión judicial, elementos de la Fuerza Única de Jalisco cancelan ingreso a un bien nacional público, denuncian afectados
Momento del desalojo, el pasado 2 de diciembre.
Momento del desalojo, el pasado 2 de diciembre. (Cortesía)

Guadalajara

El pasado viernes 2 de diciembre, frente a la playa de Tenacatita se revivió la disputa por las tierras. “Dos propietarios de terrenos contiguos que hacían trabajos de limpieza en sus terrenos fueron desposeídos de los mismos por elementos de la Fuerza Única, quienes no respetaron una suspensión provisional otorgada por el titular del Juzgado 7 de Materia Administrativa, contenida en el expediente 2899/2016, y con lujo de prepotencia expulsaron a los propietarios y a su apoderado legal, Gerardo Fonseca Álvarez, aduciendo que recibieron órdenes de la Fiscalía de Guadalajara”.

Se trata de los propietarios Albert Oliveros Gouveia y Lino Oliveros Gouveia, “a quienes se les restituyo la posesión de los predios de su propiedad por la instancia jurisdiccional correspondiente con fecha 23 de abril de 2014 y 23 de enero del año 2015, respectivamente”, señalan los quejosos en un comunicado enviado a MILENIO JALISCO.

El día de los hechos, acudieron “a cercar y limpiar los terrenos; previamente, ante la sospecha de que pudiesen ser obstruidos por autoridades de la Fiscalía, dados los antecedentes de prepotencia y arbitrariedad con que se conduce esta autoridad para favorecer a la Empresa Rodenas SA de CV, los hoy desposeídos promovieron un amparo que les protegiese del actuar del Fiscal General del Estado, del Comisionado de Seguridad Pública del Estado de Jalisco y del Comisario Regional de la Fuerza Única de la Costa Sur de Jalisco”.

La citada suspensión señala literalmente: “…se concede a Albert Oliveros Gouveia y Lino Oliveros Gouveia la suspensión provisional del acto reclamado, para el efecto de que las cosas se mantengan en el estado que actualmente guardan, esto es, no sean desposeídos de los siguientes bienes”, y el posteriormente se enlistan los predios, según la versión difundida por los propietarios.

La playa de Tenacatita es escenario de una disputa por un lado del ejido El Rebalse de Apazulco y los propietarios de inmuebles aledaños a las playas conocidas como El Coral y Tenacatita, por el otro, “la empresa Rodenas SA de CV, la cual con la complicidad autoridades corruptas ha pretendido y pretende adueñarse de estas ricas y ambicionadas tierras”, aseguran.

Insisten: “Sin tomar en consideración la suspensión otorgada por autoridad competente, una veintena de elementos de la Fuerza Única, fuertemente armados, y apoyados por elementos de la empresa de seguridad privada Sepromex, desalojaron a los legítimos propietarios y poseedores de dichos predios, porque recibieron órdenes de la Fiscalía de Guadalajara, según dijo el Subinspector de la Fuerza Única Regional, Francisco Javier García Moya, quien además arrebató algunos teléfonos celulares de las personas que se atrevieron a filmar los acontecimientos”, señala la versión de los afectados. 

SRN