Por temporada de calor acentúan vigilancia epidemiológica en PV

De acuerdo a los registros de la SSJ, las enfermedades más recurrentes en este periodo del año son las diarreicas.

Puerto Vallarta

Debido a las altas temperaturas ambientales registradas las últimas semanas, con sensaciones térmicas que han superado a diario los 40 grados centígrados, la Octava Jurisdicción Sanitaria mantiene vigilancia epidemiológica particularmente con respecto a enfermedades y padecimientos derivados de ese factor.

La titular de esa dependencia de la Secretaría de Salud Jalisco, Dra. Karina Guillermina Navarro, explicó que en la temporada de calor y de acuerdo a lo establecido en el calendario de actividades de la SSJ, de marzo a octubre se agudiza la vigilancia epidemiológica.

“Estamos muy atentos a cualquier enfermedad diarreica aguda para darle seguimiento, así también algún cuadro de deshidratación o quemaduras en la piel por una exposición prolongada al sol”.

Dijo que de acuerdo a los registros, las enfermedades más recurrentes en este periodo del año son las diarreicas, que se agudizan debido a las altas temperaturas pues eso ocasiona una mayor facilidad para  la descomposición de los alimentos.

“Si no tenemos el cuidado en el manejo o lo que se compra en cuanto a alimentos, es más fácil que nos podamos enfermar”.

Apuntó que el departamento de epidemiología indica que esta temporada hasta ahora no ha reportado nada fuera de lo normal y espera que así continúe.

Navarro Cabrera indicó que en el presente periodo vacacional de verano por la elevada presencia de turistas en el destino, la dependencia a su cargo mantiene los recorridos de inspección y vigilancia a través de Regulación Sanitaria.

“Nos corresponde verificar los puestos semifijos y fijos, los que están establecidos propiamente porque los ambulantes corresponden al Ayuntamiento. Cuando va un verificador hace una evaluación de cómo está desde lo higiénico para la preparación de alimentos, que estos se encuentren en correcta refrigeración y en general que sea un lugar salubre que brinde seguridad al comensal ya sea turista o local”.

Afirmó que las visitas a la fecha no han reportado ningún problema, por el contrario, los establecimientos tratan de mantenerse dentro de la norma por su propio bien y de sus clientes.