Temen vecinos de Providencia Norte por cambio en uso de suelo

Los colonos defienden que la zona permanezca como habitacional, luego de que descubrieran que se buscaba construir allí un centro comercial

Guadalajara

Vecinos de la colonia Providencia Norte luchan por que su zona habitacional se mantenga como tal, luego de que a finales del año pasado se dieran cuenta de que se construía un centro comercial alrededor de las casas. Aunque lograron detener la obra, ahora aseguran se percataron de que en los Planes Parciales propuestos de Guadalajara, algunos espacios alrededor cambiaron de uso de suelo, dejando de ser solo habitacional para convertirse en “mixto distrital”, lo que permite hacer uso comercial de estos.

Según la Secretaría de Desarrollo Urbano de Jalisco, el suelo mixto distrital es aquél en el donde “la habitación coexiste en forma equilibrada con usos comerciales y de servicios cuya zona de influencia es un distrito urbano, o el conjunto de varios barrios; en ellas el uso habitacional no podrá ser menor del 50 por ciento de la zona. Generalmente se constituyen alrededor de los subcentros urbanos o en corredores urbanos interzonales, siendo adecuadas para ubicar los usos de comercio y servicios de mayor impacto, así como actividades de trabajo de baja incidencia en el medio ambiente”.

Uno de los vecinos de la zona, y que ha defendido a la misma de su uso comercial desde octubre del año pasado, cuando empezaron a construir un muro falso en la fachada de una vivienda que después se darían cuenta los colonos, era para una plaza que se llamaría La Estación Provi, en la Avenida Montevideo, entre las calles Toronto y Bogotá, recuerda cómo entre algunos colonos se logró detener la obra en una casa particular que les dijeron serían consultorios médicos pero después detectaron se trataba del mencionado centro comercial.

“Estuvieron construyendo y construyendo, tumbando y deshaciendo, y el 26 de diciembre comenzaron a meter trascabos en la fachada y quitaron ese muro falso, y ya se vieron que eran locales comerciales”, describe.

Después de esto, los colonos cuentan que se ampararon en diversas instituciones, como Obras Públicas, quienes clausuraron los trabajos, al menos dos veces, según los vecinos, pues continuaban construyendo. Después acudieron a la Procuraduría de Desarrollo Urbano (Prodeur) pasa asesorarse. Finalmente a mediados de enero de este año se detuvieron las obras.
Sin embargo, casi medio año después, y con la llegada de los Planes Parciales de Guadalajara, los defensores del espacio habitacional se dieron cuenta de que el uso de suelo del área contigua cambió, permitiendo que se abra al comercio.

“Buscamos que siga como suelo habitacional, para que no se vea afectada la calidad de vida de los habitantes”, defiende el colono, quien acota que varios residentes de la colonia son propietarios.

El grupo de vecinos argumenta que participó activamente en los Planes Parciales, sobre todo en los talleres de consulta para el diagnóstico, en los cuales emitieron sus propuestas para armar los planes. A pesar de esto, el uso de suelo cambió, por lo que reviraron ingresando una recomendación para que sea analizada por el ayuntamiento, donde sustentaron en base a los estudios de Guadalajara, las inconsistencias que detectaron; como que no se haya tomado en cuenta su propuesta en los talleres, la contaminación por la verticalización de los edificios que pueden construirse, o la inseguridad y tráfico que ésta tendría. Aún esperan la resolución, que marcará el camino que tome la zona, que de por sí, dicen, ya tiene varios negocios pequeños y oficinas irregulares.

MC