A más tardar el lunes ya habrá tarjetas para el tren

Desabasto fue por problemas aduanales: Siteur.
Desde hace 2 meses las máquinas proveedoras se quedaron sin tarjetas.
Desde hace 2 meses las máquinas proveedoras se quedaron sin tarjetas. (Carlos Zepeda)

Guadalajara

El desabasto de tarjetas electrónicas del Tren Ligero que existe desde hace dos meses se debe a que estuvieron ‘atoradas’ en la aduana, pero a más tardar el lunes próximo las máquinas proveedoras estarán repartiendo al cien por ciento, aseguró el director general del Sistema del Tren Eléctrico Urbano (Siteur), Rodolfo Guadalajara Gutiérrez.

 “Se atoraron en la aduana, yo creo que ya están aquí en Guadalajara en dos, tres días… El lunes a más tardar estará al cien por ciento (funcionando los proveedores de dichas tarjetas)”, indicó el director del Siteur, tras comentar que ya están a la espera de recibirlas oficialmente para repartirlas a cada proveedor de tarjetas en las estaciones del tren ligero.

TARJETA ÚNICA

En rueda de prensa, el funcionario adelantó que existirá el Sistema Integral de Recaudo (SIR), que se integrará con una tarjeta única para todos los sistemas de transporte; como lo es el Macrobús, Trolebús, Tren Ligero y autobuses de pasajeros; con la facilidad que en cualquier tienda de autoservicio podrán ser recargadas por el monto que el usuario considere necesario.

Esto beneficiaría tanto al usuario como al transportista, ya que con una tarjeta única, la ciudadanía podrá acceder a cualquier medio de transporte y poder pagar con el mismo plástico; no como actual-mente sucede, que la tarjeta del Tren Ligero es compatible con el Trolebús, pero no con el Macrobús; mientras que con la tarjeta del Macrobús, sólo pueden acceder al Tren Ligero en una de las entradas especiales que solamente está en la estación San Juan de Dios.

De este modo, pretenden que se aminoren los accidentes, puesto que los transportistas ya no se distraerán en recibir el efectivo; de esta manera, el cobro será automático y el sistema definirá quién paga con el 50 por ciento de descuento (como si pagaran con Bienevales o Transvales), sin que el conductor tenga que requerir la credencial de estudiante o de tercera edad.