Acusan a Tapalpa por no sanear tiradero

Piden intevenga la CEDH por presuntas violaciones cometidas por el Alcalde. Habitantes de Atacco reclaman se eleve a la categoría de delegación su población.
Los inconformes acudieron a las oficinas de Derechos Humanos en GDL
Los inconformes acudieron a las oficinas de Derechos Humanos en GDL (Agustín del Castillo)

Guadalajara

Vecinos de la comunidad de Atacco, enclavada en la meseta de Tapalpa, se presentaron ayer en la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) para pedir la intervención del ombudsman estatal, ante el incumplimiento de acuerdos por parte del presidente municipal, Antonio Morales Díaz, quien además de haberse obligado a mitigar el costo ambiental del vertedero ubicado en las colindancias, se comprometió a cerrarlo en abril de 2017, y a elevar a categoría de delegación al poblado afectado.

Una comisión del Consejo Ciudadano Atacco, encabezada por su presidente, Francisco Villa Ramírez, entregaron una carta a la comisión, con copia al gobernador del estado y a la titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial, en la cual señalan un convenio firmado por las autoridades locales y estatales para resolver la crisis ocasionada por la irregular operación del tiradero.

Entre otras consideraciones reclamaron "que la Semadet cumpla y haga cumplir los acuerdos en cuanto al saneamiento del área del vertedero municipal de Tapalpa, así como los predios contiguos y el arroyo contaminado por los lixiviados y basura que no han sido debidamente manejados".

Esto lleva a que "se requiera al ayuntamiento para que rinda informe de inmediato respecto a los avances de la construcción del nuevo vertedero", como se pactó en el convenio, dado "el reconocimiento de la obligación existente de que transcurridos nueve meses, pactados en el convenio de mérito, se clausurará definitivamente (...) sin que se le dé otro destino que el de convertirse en parque donde sean plantados árboles, convirtiéndose en área protegida".

Los quejosos señalaron que el munícipe no ha honrado su palabra y hasta la fecha, casi cuatro meses después del convenio, ni siquiera les da respuesta de los compromisos tanto en el tema del saneamiento como en el de compensar a Atacco con la designación de delegación municipal, lo que implica nombramientos administrativos y el establecimiento formal de un edificio y equipamiento para operar.

"Ellos siguen usando igual el tiradero, no se ve que avance ninguna obra y supimos que la Semadet les había autorizado que no lo cierren y que lo usen como una supuesta estación de transferencia de basura, en definitiva, nos molesta mucho porque están pasando por encima de los acuerdos que firmaron para que volvamos a tener un ambiente sano", destacó Villa Ramírez.