Con pobreza la mitad de los tamaulipecos: Sedesol

Antonio Martínez, secretario estatal de Desarrollo Social dijo que se avanza lento en disminuir la marginación.
Gustavo Torres y Antonio Martínez en el inicio del programa social.
Gustavo Torres y Antonio Martínez en el inicio del programa social. (José Luis Tapia)

Tampico

El 45 por ciento de las 3 millones 268 mil 554 personas que habitan en Tamaulipas tienen alguna carencia de las que considera el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) como signo o indicio de pobreza, aceptó el secretario de la Sedesol en la entidad, quien además dijo que los índices de marginación disminuyen de forma lenta.

Antonio Martínez Torres, secretario de Desarrollo Social en el estado, aceptó que el 45 por ciento de la población tiene alguna carencia que el Coneval considera como una característica de pobreza, como por ejemplo no tener seguridad social, o ser un adulto mayor y no tener una pensión, o falta de acceso a la educación, entre otros.

En el marco del arranque del programa "Protege" en Tampico , el cual busca generar mejores condiciones de vida a familias en situación vulnerable, Martínez Torres dijo que el índice de pobreza extrema en el estado es bajo, pues apenas un 4.5 por ciento de la población la padece, es decir cerca de 148 mil personas, que se concentran en 10 municipios: Méndez, Burgos, Cruillas, San Nicolás, San Carlos y los cinco del altiplano.

"En pobreza extrema hay 4.5 en el estado, pero hay características que pudieran clasificarse como deficiencias si lo ves desde el punto de vista de la seguridad social, casi 45 por ciento tiene alguna carencia".

El secretario aceptó que los niveles de pobreza bajan despacio, de acuerdo a las mediciones federales, "el promedio que da Coneval es que bajamos dos puntos cada cuatro o cinco años, es muy lento".

La pobreza extrema se mide porque se conjugan tres o más características que pone el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social en una lista, como por ejemplo carecer de empleo, tener necesidad alimentaria, además de no tener acceso a buenos servicios básicos.

En el caso de la zona sur apenas un 3 por ciento de la población de Tampico, Madero y Altamira concentran carencia alimentaria, no pobreza extrema, en promedio unas 2 mil 500 personas.

"El porcentaje es muy bajo, casi no hay más que carencia alimentaria, en los tres municipios el 3% de las colonias populares, unas 2,500 familias, hablamos de pobreza extrema cuando se tienen más de 3 características o no tienen ingreso o no hay infraestructura y equipamiento en los servicios básicos, o falta cobertura de salud".