Dos suspensiones firmes contra el Macrolibramiento

Tanto los ejidos La Capilla como San Juan Evangelista mantienen en vigor la suspensión judicial otorgada por la justicia federal, lo que hace que las obras, de derecho, deban estar suspendidas

Guadalajara

Los ejidos La Capilla y San Juan Evangelista, de los municipios de Ixtlahuacán de los Membrillos y Tlajomulco, mantienen vigentes sendas suspensiones contra el Macrolibramiento de Guadalajara en el marco de los juicios de amparo 147/2012 y 942/2012, las cuales obligaron a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) a no otorgar prórroga a la autorización de impacto ambiental que concedió desde 2004.

De este modo, los trabajos de ejecución del proyecto que actualmente realiza la constructora IDEAL SA, con aval del Centro Jalisco de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT),  permanecen al margen de la legalidad, como ha sido ampliamente documentado por MILENIO JALISCO.

Las actuaciones judiciales referidas desmienten el dicho del secretario de Movilidad de Jalisco, Mauricio Gudiño Coronado, quien en la víspera señaló que se había logrado ya los desistimientos tras arduas negociaciones.

“El Macrolibramiento de Guadalajara, según la información que ha presentado la SCT, ya no tiene ningún impedimento legal, y seguramente en el próximo año quedará completo”, le dijo el secretario al periódico El Informador. Pero la realidad es otra, pues además de los dos amparos referidos, hay otros juicios en trámite, de entre los que llama la atención por su contenido ambiental, la demanda interpuesta por el escultor Jorge de la Peña para proteger los sabinos centenarios que arrasaría la carretera en el caso de un río que nace en el cerro Viejo y desemboca en el río Santiago. Hay puntos del trazo carretero que pasa a escasos 130 metros del arroyo. Y como todo hidrólogo medianamente competente sabe, un río es sólo la parte visible de caudal de una cuenca y requiere que las zonas de recarga profunda y de escurrimiento superficial se mantengan.

Ese juicio fue interpuesto el 28 de mayo de 2012: un amparo ambiental con perspectiva de derechos humanos, en el marco de las reformas constitucionales a los artículos 1, 4 y 17, que pretende la protección de la justicia federal para seguir gozando de un ambiente sano y de proteger los servicios ambientales que le provee el arroyo de Los Sabinos como usufructuario de un bien nacional. En ese caso no se otorgó la suspensión, pero el juicio se resolverá en la sentencia.

El amparo contra Cedros fue concedido por el juez Segundo de Distrito en Materia Administrativa y del Trabajo (expediente 2676/2012), contra actos del Centro Jalisco de la SCT.

Los abogados de la secretaría y los líderes ejidales alcanzaron acuerdos para desistirse del juicio hace apenas tres semanas. No obstante, el 2 de marzo de 2012, el juez Segundo de Distrito en Materia Administrativa y del Trabajo de Guadalajara, Luis Alfonso Hernández Núñez, concedió al ejido San Juan Evangelista, de Tlajomulco, la suspensión de plano en el juicio de amparo 147/2012, para que no se realice trabajo alguno en 44 hectáreas, que forman parte del trazo y la servidumbre de la carretera.

El 21 de mayo de 2012, el Juzgado Cuarto de Distrito en Materia Administrativa y del Trabajo concedió suspensión en el juicio de amparo 942/2012 a favor del ejido La Capilla, de Ixtlahuacán de los Membrillos, que evita las obras en 360 hectáreas de las tierras ejidales y protege la preservación del arroyo de Los Sabinos, hasta el día de hoy.