Monterrey tumba suspensión de amparo a transportista

El municipio dejó sin efectos la suspensión provisional que había obtenido un transportista en contra del Reglamento Homologado de Tránsito.

Monterrey

Un recurso de queja interpuesto por el municipio de Monterrey dejó sin efectos la suspensión provisional que en contra del Reglamento Homologado de Tránsito había obtenido en un juzgado en materia administrativa, un transportista a través del despacho Coel Abogados.

El recurso de queja con el expediente 30/2017 al que MILENIO Monterrey tuvo acceso, señala que es procedente la petición de la Dirección Jurídica de la Secretaría del Ayuntamiento de Monterrey, y que dejó sin efecto el argumento de la contraparte en el sentido de que sólo la autoridad estatal y federal tienen la facultad para regular el transporte de carga y que el municipio sólo se debía circunscribir a regular la vialidad y tránsito, tal y como lo dispone el artículo 115 constitucional.

Cabe destacar que además la suspensión provisional la habían obtenido al citar que no existía estudio técnico que permita soportar legalmente las restricciones para los transportistas de carga pesada, como lo establecen los artículos 37 al 47 en los nuevos reglamentos homologados.

Y a San Nicolás le ganan

Por otra parte, Coel Abogados informó que este miércoles el Tribunal Colegiado en materia administrativa del Cuarto Circuito confirmó la suspensión otorgada a uno de los transportistas de la zona metropolitana, desestimando así, una de las múltiples quejas interpuestas por los municipios, en este caso la de San Nicolás de los Garza, con la que la autoridad buscaba se declarará fundado el recurso de queja y se revocará la suspensión obtenida en días anteriores en beneficio de la empresa transportista.

Según el comunicado de este despacho, el citado tribunal lo estimó de esa manera puesto que los transportistas cuentan con permisos anteriores a la expedición del reglamento, que les permiten la circulación en las vías de jurisdicción general, ello de conformidad con la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal y la Ley de Transporte para la Movilidad Sustentable en el Estado de Nuevo León.

Con este hecho, informaron que los transportistas sólo gozan de 30 días para poder solicitar el amparo y protección de la justicia federal.