Encabeza BC lista de muertes por influenza AH1N1 en el país

El jefe de Epidemiología de Isesalud confirmó que las 27 mil vacunas disponibles serán para la población vulnerable, pero afirmó que hay suficientes tratamientos antivirales

Tijuana

Baja California ha registrado en lo que va del año 22 muertes por influenza AH1N1, de 55 contagios confirmados, y aunque autoridades sanitarias admiten preocupación por la incidencia, este lunes descartaron que haya elementos para lanzar una alerta sanitaria.

Los casos se suman a seis fallecimientos registrados entre octubre y diciembre, con lo que el número total es de 28 desde que inició la temporada de invierno.

El jefe de Epidemiología de la Secretaría de Salud en Baja California, Diego Ovalle Marroquín, confirmó que las 27 mil vacunas que están disponibles en la entidad serán para la población vulnerable, pero afirmó que hay suficientes tratamientos antivirales para tratar los contagios y anticipó que llegarán más.

"A inicios del año gestionamos 300 mil tratamientos para el estado y la semana pasada gestionamos otros 500 mil, entonces, tratamientos para las personas sintomáticas es suficiente (sic)", expuso.

Explicó que no se ha declarado alerta porque hasta el momento el virus no ha mutado, pero reconoció que es una "enfermedad traicionera".

"Todas las muestras que son positivas para influenza se van a al Laboratorio de Referencia Nacional y ahí lo que buscan es que no haya mutaciones en el virus actual y que no haya resistencia a los medicamentos. Y hasta el momento no se han reportado mutaciones del virus, el que está circulando es el mismo H1N1 pandémico del 2009, el cual está incluido dentro de la vacuna y además no se ha reportado ninguna resistencia a los antivirales", detalló.

Ovalle Marroquín confirmó que los reportes actuales de AH1N1 y las defunciones por el virus preocupan a las autoridades, aunque no se comparan con los del 2009, por lo que pidió a la población acudir cuanto antes al doctor si se presentan síntomas de una gripe común.

"Sí tenemos una situación que nos preocupa, pero con las medidas preventivas y que la comunidad las siga al pie de la letra y se consulte prontamente con los síntomas; otra situación que veíamos en los análisis preliminares de la letalidad era que el promedio de tiempo entre el inicio de síntomas e ingreso al hospital estaba cercano a 12 días. Están esperando mucho tiempo para consultarse. Es importante que la sociedad entienda que aunque al principio empiezan con un cuadro leve que parece un resfriado común, eso también amerita que un médico lo valore y le dé un tratamiento adecuado para evitar complicaciones, y más si está dentro de los grupos de riesgo", explicó.

El jefe de Epidemiología de la Secretaría de Salud en Baja California confirmó que se aplicaron con oportunidad más de 600 mil dosis, pero la mayoría de la población no acudió hasta que se dieron a conocer los contagios de este mes. Entonces la solicitaron masivamente y ahora se reporta que quedan menos de 30 mil vacunas disponibles.

Ovalle reconoció que esas dosis se reservarán para los grupos de mayor riesgo –personas con obesidad, diabetes, embarazadas, niños menores de cinco años y adultos mayores- y adelantó que las nuevas remesas se destinarán a esta población.

Sobre la incidencia de casos en San Diego, California, Ovalle Marroquín declaró que están en constante comunicación con epidemiólogos del condado y saben que hay un comportamiento similar del virus AH1N1 en ambos lados de la frontera, pues los contagios y el número de muertos ha incrementado.

Declaró que se espera que a partir de esta semana baje la incidencia de casos, aunque la temporada de influenza termina hasta abril.

******

Números y datos confirmados de AH1N1 en Baja California

  • 22 muertes en 2014
  • 55 contagios
  • 240 casos sospechosos
  • 300 mil tratamientos antivirales estaban disponibles al principio del año –lo consideró suficiente-
  • 500 mil antivirales se pidieron adicionalmente la semana pasada
  • 600 mil vacunas se han aplicado desde el inicio de la temporada, eran para todos, pero ahora, las que quedan se reservarán para los grupos de riesgo.
  • El virus no ha mutado, ni presenta resistencia a la vacuna, aunque es traicionero y no se puede descartar que cambie.