STEM y las mujeres, claves en el desarrollo del sector productivo

Graciela Rojas y Carolina Suárez, fundadoras del movimiento, buscan impactar en cinco años a más de un millón de jóvenes.

Monterrey

El impulso de carreras relacionadas a ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, así como la inclusión de mujeres en estas áreas y en el sector productivo mexicano son algunas de las claves para impulsar la innovación en el país.

Graciela Rojas y Carolina Suárez, fundadoras del Movimiento STEM (siglas en inglés que significa Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas), explicaron en entrevista con MILENIO Monterrey que si México desea avanzar y no quedarse rezagado en el sector productivo, específicamente en el área industrial, necesita apostar a estas dos cosas.

Sobre todo si se considera que se calcula en 2030 desaparecerán 2 mil millones de empleos convencionales, que serán sustituidos por empleos basados en habilidades STEM, apuntaron las creadoras del movimiento, que ha sumado participación de grandes empresas como GE, IBM, Manpower, entre otras.

Pero criticaron que solo el 8 por ciento de las mujeres eligen este tipo de carreras, contra el 27 por ciento de los hombres.

Para lo cual, dijeron, es necesario trabajar en inclusión laboral de mujeres, que desde niñas empiecen a pensar que estas profesiones son opciones de carrera para ellas y que pueden desenvolverse en estas áreas con éxito.

Sin embargo, Rojas y Suárez explicaron que sí son las mujeres las que enfrentan mayores barreras por patrones culturales y estereotipos, pero es necesario que tanto hombres como mujeres opten por profesiones que promuevan la innovación y tengan un mercado laboral más amplio que ayude a impulsar el crecimiento económico del país, y su competitividad.

“Hay una gran oportunidad para México de cambiar estos estereotipos y poder darle la información adecuada en el momento oportuno a los jóvenes para impulsar la innovación en el país.

“Si hay pocos referentes de casos de éxito de hombres que se desarrollan en estas industrias, hay todavía menos referentes en el tema de mujeres. Queremos visibilizar estos referentes de éxito para que los niños y las niñas volteen a ver esto como una opción viable de carrera”, argumentó Rojas.

Con propuestas como el acercamiento a los jóvenes mediante redes sociales, intervenciones en secundarias y preparatorias y vinculación con la iniciativa privada, el Gobierno, las universidades, los emprendedores, y los organismos de la sociedad civil, el movimiento busca impactar en cinco años a más de un millón de adolescentes (al 10 por ciento de estudiantes de secundaria y media superior), para después mover el proyecto a otras partes de Latinoamérica, donde se sufre de escasez de talento similar a la que se vive en México.