Instalará el STC Metro wifi en 11 líneas: Gaviño

El funcionario capitalino explica que la Línea 12 será la única que no contará con el servicio; el objetivo es evitar interferencias con el pilotaje automático, que utiliza un sistema similar.
Las obras requieren 2 mil 500 millones de pesos.
Busca patrocinadores que aporten los 1,800 mdp de la obra. (Nelly Salas)

México

Con una inversión cercana a mil 800 millones de pesos, el Metro instalará wifi en 11 líneas del sistema, tanto en estaciones y túneles, anunció el titular del organismo, Jorge Gaviño.

En entrevista, el funcionario explicó que la Línea 12 será la única que no contará con este servicio, pues el pilotaje automático de los trenes se maneja a través de una red de wifi y colocar otra provocará problemas electromagnéticos.

“Este año lo vamos a tener ya planificado y proyectado. Empezaremos a trabajar en algunas estaciones y cuando tengamos el convenio firmado, lo daremos a conocer; participarán todas las empresas telefónicas, a ellas les conviene tener esa comunicación en los túneles para que los usuarios puedan hablar y a nosotros nos beneficia para que haya comunicación”, dijo Gaviño.

El funcionario capitalino señaló que para lograr este proyecto se tiene que colocar un cable radiante, similar a la catenaria que se utiliza en el Tren Ligero, que va a lo largo de los túneles, y a la par se instalarán antenas que vayan captando la señal para difundirla en los trenes.

La idea es que no tenga ningún costo para los usuarios ni para el Metro, sino que sea a través de patrocinadores.

“Vamos a dar a conocer en los próximos días un programa ambicioso para que en el Metro se tenga wifi. Esto cuesta mucho dinero porque estamos bajo tierra y en esta situación no se transmiten las señales electromagnéticas”, apuntó.

Gaviño explicó que otro proyecto que está pendiente y que es necesario para el buen funcionamiento del STC es la renovación de los sistemas de suministro eléctrico del Metro, principalmente de las líneas 1, 2 y 3.

Mencionó que solo en la Línea 1 se tienen que cambiar las subestaciones de alta tensión y las subestaciones de rectificación, lo cual tiene un costo de mil 800 millones de pesos.

“Esto lo vamos a atender este año, con lo que nos autorizó la Asamblea Legislativa, con la posibilidad que tenemos de que lo del fideicomiso se ocupe para jalar recursos frescos y hacer una inversión importante en estos sistemas; así estaremos resolviendo el problema para los próximos 40 años”, aseguró.

Sin embargo, mencionó que ya se pueden percibir los primeros resultados al tener trenes con parámetros internacionales en las líneas 4, 6 y 12, por lo que el reto está en las 1, 2 y 3, que son las más antiguas del sistema.