SP se 'blindó' de disturbios con infiltrados

El alcalde Mauricio Fernández dijo que estuvo en comunicación con el procurador en un operativo "rudo", encabezado por el mayor Antonio Lucas Martínez.

San Pedro Garza García

El municipio de San Pedro reveló que infiltró a policías e informantes de civiles en la protesta contra el 'gasolinazo' la semana pasada, por lo que ayudó a blindarse de disturbios que buscaban saquear el Walmart Valle Oriente.

En entrevista, el primero en aparición pública de este 2017 en el arranque de la ampliación de la calle María Cantú, el alcalde Mauricio Fernández Garza informó que estuvo en comunicación con el procurador Roberto Flores en un operativo "rudo" que encabezó el mayor Antonio Lucas Martínez, director general de Seguridad Pública y Vialidad.

"También tuve contacto con el procurador, porque había evidencia de que querían reventar un centro (comercial) que está en las colindancias de San Pedro, teníamos información, además teníamos gente, entre parte de los movimientos inconformes, infiltrada, yo tenía gente infiltrada, estaba de alguna forma, enterado de lo que estaba pasando; era el Walmart que está al lado de Costco, de que estaba una amenaza, pero estuve en estrecho contacto con el procurador y establecimos todo un trabajo con los militares, el Estado y la policía de San Pedro.

"Había planes que lo querían reventar y simplemente para que San Pedro no tuviera un desmán mayor y apoyar a nuestros vecinos metropolitanos, todo el operativo de infiltrados lo tenía el mayor (Lucas Martínez), no tengo detalle, lo maneja directamente el mayor, y si tuviera información tampoco te la puedo dar porque es parte de nuestro trabajo", señaló Fernández Garza.

El jueves pasado, vándalos encapuchados dañaron el Palacio de Gobierno, golpearon a periodistas y manifestantes en una marcha que se opone al incremento del precio de la gasolina; y por otra parte, cientos de personas saquearon tiendas y supermercados en Escobedo, Apodaca, Monterrey y Guadalupe.

Prestan policías a Apodaca

Durante los saqueos, el municipio de San Pedro "prestó" 70 elementos policiacos del Grupo Pirámide para combatir los saqueos que se suscitaron en el municipio de Apodaca; mientras que el alcalde Víctor Fuentes, de San Nicolás, hizo lo propio con el Gobierno del Estado.

"Tuve un dispositivo en los centros comerciales y tiendas de conveniencia, y desplegué policía en todos los puntos; tenemos una red que nos comunicamos entre los alcaldes y cuando se suscitó lo de Apodaca, mandamos al Grupo Pirámide a Apodaca; lo de la Macroplaza, ya lo estaba apoyando Víctor, de San Nicolás, y de otras partes.

"Yo me concentré de mandar los míos a Apodaca, que fue cuando empezaron los disturbios, básicamente fue en lo que pudimos ayudar, en San Pedro teníamos un monitoreo en todos los puntos, y los vamos a seguir haciendo este monitoreo, tenemos más controles en el municipio", dijo.

El alcalde de San Pedro señaló que cuenta con una plantilla de más de 450 policías para 100 mil habitantes, es decir, cuatro a uno, de los que tienen los demás municipios de la zona metropolitana que cuenta con medio a un policía por cada mil habitantes.

"Es una diferencia importante, me imagino que la parte vandálica orquestada por alguien, se fueron a lugares que pudieran hacer sus desmanes, y tratar de tronar otros puntos con el desorden que había en Monterrey.

"Es importante entender que San Pedro tiene muchísimo efectivos, me imagino (que los reventadores) se fueron a lugares donde todavía están batallando por la cantidad de policías por habitante, San Pedro tiene de cuatro a ocho veces más que policías", puntualizó.